Red Dead Redemption o cómo hacer un sandbox de primera

Red-Dead-Redemption

Es inevitable comparar este título con el que es (¿era?) sin duda el mejor sandbox del mercado, el GTA IV. De hecho, me atrevería a decir que el nuevo juego de Rockstar utiliza básicamente la misma mecánica de su predecesor puliéndola y mejorándola a más no poder. A quien le guste recorrer enormes escenarios abiertos sin molestos tiempos de carga, probar suerte en un sinfín de misiones primarias y secundarias, salir airoso de tensos tiroteos, pasar el rato en divertidos minijuegos o ganar dinero con empleos de poca monta simplemente no puede perderse Red Dead Redemption.

Podremos domar caballos, jugar a la herradura, batirnos en duelo, apostar en partidas de cartas, patrullar ranchos… misiones realmente variadas que son un estupendo acompañamiento para las misiones más relevantes (y más exigentes) que nos tendrán enfrente de la pantalla un gran número de horas.

El combate, esencial para sobrevivir en tierras tan hostiles, se sirve de un sistema de coberturas bien implementado y una ligera ayuda a la hora de apuntar que nos será muy útil especialmente cuando tengamos muchos enemigos en la pantalla. En ciertos momentos también podremos hacer uso del tiempo bala, que nos ayudará en ciertos duelos y sobre todo a la hora de desarmar a nuestros oponentes, mientras que nuestra barra de vida se recargará si nos mantenemos sin sufrir daños durante un rato.

Otro aspecto fundamental del juego será nuestro caballo. Aunque al principio nos costará dominarlo (la velocidad es difícil de regular en los primeros momentos de juego) es esencial para completar ciertas misiones de persecución y de carrera, y sobre todo para desplazarnos por el extenso mapa. Quien no quiera esperar, en las principales ciudades siempre encontraremos carretas y trenes que nos permitirán llegar de un extremo a otro en poco tiempo pagando un módico precio, algo que se agradece.

Ambientar el juego en el Oeste, algo que todavía no ha sido sobreexplotado en la industria y hacerlo con un nivel de detalle envidiable seguramente sea el mayor acierto de los desarrolladores. Es un juego con identidad propia y que cuida una historia que, a pesar de que muchos encontrarán algo tópica, recoge todos los elementos de los western que nos han hecho disfrutar durante años. El sheriff malhumorado, el irlandés borracho, el ladrón de tumbas, el mexicano revolucionario, la ranchera indomable… e incluso el vendedor ambulante de elixires milagrosos (el Dr. West Dickens se ha convertido por derecho propio en uno de los más divertidos de los últimos años) son algunos de los personajes que el protagonista, el antiguo pistolero John Marston se encontrará a lo largo de sus viajes.

Por cierto, a pesar de que el juego está perfectamente subtitulado al castellano, aquellos amantes de la lengua de Shakespeare disfrutarán con las excelentes voces de los actores.

Uno de los rasgos más interesantes de este Red Dead Redemption es que, al contrario que el GTA y sus semejantes, la moralidad es un elemento muy a tener en cuenta a lo largo de la aventura. Es cierto que existe una historia central que iremos desarrollando a través de las misiones principales, sin embargo (tal y como hemos visto recientemente en otros juegos como el excelente Mass Effect 2) a la hora de cumplir los objetivos no tenemos porqué ser unos angelitos o unos forajidos sedientos de sangre. Todo queda a nuestra elección y, a pesar de ciertas limitaciones, resulta ser uno de los principales alicientes a la hora de jugarlo.

Por ejemplo, si mientras vamos cabalgando vemos que dos presos han escapado de la justicia podemos ganarnos una buena recompensa capturándolos… vivos o muertos. Es en este momento en el que el jugador deberá decidir si quiere detenerlos utilizando el lazo o disparándoles en una pierna, o simplemente ejecutándolos con su rifle.

Que nadie se engañe, Red Dead es un juego hecho para adultos. Punto final. Un juego para los amantes de la acción y especialmente aquellos que en su día disfrutaron de las peripecias de Niko Bellic en Liberty City. No resultan tan revolucionario, es cierto, pero hoy por hoy no tiene rival en su género.

¿Qué os parece? ¿Lo habéis probado ya? ¿Cuáles creéis que son los elementos esenciales que ha de tener todo buen sandbox? ¡Animaos y dejadnos vuestro comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s