Análisis de Bulletstorm

Bulletstorm

Epic Games, responsables del sobresaliente Gears of War, traen a Xbox 360, PlayStation 3 y Pc lo nuevo de People Can Fly, un juego de acción a raudales en primera persona y que exprime aún más el conocido Unreal Engine. Una aventura en la que no basta con acabar con tus enemigos, sino hacerlo “con habilidad” tal y como reza su eslogan.

Tratar en profundidad la historia de Bulletstorm sería desatender otros apartados más importantes. Decir simplemente que, situándonos en un futuro en el que la humanidad se ha desperdigado por la galaxia, encarnaremos a un rudo mercenario al mando de unos pocos hombres que, atrapados en un planeta sumamente hostil, deberán abrirse paso entre numerosos enemigos y vengarse de un alto mando de la Confederación que les traicionó tras finalizar un trabajo.

Si bien esta premisa no es demasiado original, el relato nos enganchará lo suficiente como para jugar la campaña hasta desvelar el desenlace de la contienda, todo ello a través de cinemáticas elaboradas con el propio motor del juego. He de decir que algunos de estos vídeos contarán con diálogos de lo más hilarantes que nos harán soltar alguna carcajada gracias al uso de varios tópicos y demás chistes tan toscos como divertidos. El doblaje, en perfecto castellano y de gran nivel, ayuda mucho en este sentido.

Como decíamos, a lo largo de nuestra pequeña odisea deberemos hacer frente a todo un ejército de enemigos de la manera más original y sanguinaria posible. Si utilizamos nuestra imaginación el juego nos recompensará con una buena cantidad de puntos que nos servirán para mejorar nuestras armas y herramientas. La más importante de ellas es sin duda el látigo de energía, con el que seremos capaz de atrapara a los hostiles y lanzarlos por los aires para que sean un blanco perfecto para nuestro fusil.

Cuando esto ocurra, el tiempo se ralentizará permitiéndonos lograr un mayor número de impactos e incluso patearlos sin piedad y lanzarlos contra pinchos, cables eléctricos, barriles explosivos e incluso enormes plantas carnívoras. Como veis, un juego macarra y sin complejos.

¿Pero cuál es el precio de tanta diversión? Muy fácil, que la inteligencia artificial bastante simple. Desde luego que no nos estamos enfrentando a soldados de élite, sino con bandidos y salvajes, pero desde luego sus rutinas de ataque son de lo más predecibles y, aparte de cubrirse con algunos elementos del escenario, se lanzarán a por nosotros a pecho descubierto.

Hay que considerar que la dificultad del juego no es extrema, ya que el objetivo es pasarlo logrando la máxima puntuación que seas capaz de lograr. Eso no quita que haya niveles simplemente espectaculares, como aquellos en los que dispararemos desde un vehículo a enemigos colosales en tamaño y fuerza.

Gráficamente hay que decir que el juego raya un primerísimo nivel, aunque sin alcanzar a algunos grandes como Killzone 3 o el próximo Crysis 2. Sin embargo vemos unos enemigos bien modelados, unos escenarios que a pesar de su linealidad gozan de un buen detalle y unos fondos sobrecogedores. A esto hemos de sumarle un diseño tanto de las naves como del planeta y sus edificaciones muy interesante y que harán las delicias de los amantes de la ciencia ficción.

La campaña, aunque no nos proporciona un elevado número de horas de juego, pretende que el jugador vuelva a probar los diferentes niveles superándose a sí mismo en puntuación y buscando nuevas formas con las que acabar con los adversarios. Además, se pone a nuestra disposición una sección de desafíos que estarán disponibles desde el primer momento. Sin embargo, se echa de menos un modo cooperativo de algún tipo que hubiese estado perfecto dado el desarrollo de la acción.

El multijugador es otro apartado que intenta salirse de la norma. De hecho, es algo diferente a lo visto anteriormente en los juegos de este sobreexplotado género, pues dejará a un lado los modos que todos conocemos para centrarse en una competición por equipos basada en resistir el ataque de varias oleadas de enemigos con los que deberemos acabar sumando el mayor número de puntos posibles con el fin de superar a nuestros rivales. Esto, sin duda, gustará a muchos y decepcionará a otros.

Bulletstorm es, en conclusión, un soplo de aire fresco y un original intento de presentar al jugador un desafío alejado de propuestas más tradicionales. Esto, a juzgar por la voraz competencia entre los shooters del mercado, no es poco.

Nota: 8

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s