De Far Cry a Crysis 2

Crysis 2El esperado Crysis 2 ya está en las tiendas y el veredicto está claro, nos encontramos ante una de las grandes producciones del año. Un juego que ya entra por los ojos desde el primer contacto, puesto que su virtud más evidente es un apartado gráfico soberbio que lo sitúa por encima de otros ‘shooters’ tan potentes de las consolas de sobremesa (como siempre, la versión de compatibles ofrece las mejores prestaciones) como Killzone 3, hasta ahora la joya de la corona, a la espera de que el deseado Battlefield 3 marque un antes y un después en este apartado.

Desde luego el poderío gráfico de un juego no es lo más importante a la hora de disfrutarlo, sin embargo Crytek, el estudio responsable de Crysis 2 y de su espectacular motor CryEngine 3, siempre ha tratado de sobresalir entre sus competidores en este aspecto, una meta que siempre ha alcanzado con mayor o menor distancia del resto. Recordemos por ejemplo el lanzamiento de Far Cry en Pc, un juego cuyos bastos escenarios llenos de detalle y sus asombrosos efectos dejaron a toda una generación con la boca abierta. Aunque las versiones de consola, tremendamente lineales y técnicamente más limitadas, palidecieron bastante respecto al original, el sus desarrolladores quisieron poner años más tarde toda la carne en el asador iniciando una nueva franquicia cuyo primer título fue Crysis.

Este juego ya es todo un hito en el mundo de los videojuegos por sus elevados requisitos en Pc (en un principio se desestimó llevar la saga a consolas por esta misma razón) y repitió algunos de los factores más representativos de Far Cry como fue la ambientación en una isla paradisíaca (zonas de jungla, playas, campamentos…), la amplitud de escenarios y la posibilidad de abordar las situaciones de diferente manera, optando por el sigilo o por la acción directa esta vez utilizando el conocido ‘nanotraje’ capaz de potenciar las habilidades del jugador.

A nadie tomó por sorpresa el anuncio de Crysis 2, aunque sí es cierto que las decisiones que tomaron a la hora de emprender el proyecto sí dieron mucho que hablar. Lo más destacado fue el cambio de escenario, dejando a un lado las palmeras y las casetas de madera para llevarnos a una jungla de asfalto, nada menos que la ciudad de Nueva York cuyas zonas más representativas han sido meticulosamente reproducidas. He de decir que a mi parecer esta entrega ha perdido el encanto de la primera parte, ya que el ambiente urbano está mucho más manido en este género y sus efectos a priori son menos sorprendentes, puesto que irremediablemente han de sacrificar muchos de los kilómetros cuadrados que sí tenían las islas que todos conocemos.

Es cuando llevamos un rato jugando cuando nos damos cuenta de que la ciudad también puede dar mucho de sí y da lugar batallas entre una lluvia de cristales o en una calle perfectamente asfaltada saltando por los aires. Si miramos los fondos de los escenarios reconoceremos los principales edificios neoyorkinos envolviéndonos en una sensación inmensidad pocas veces vista, que juega con la luz en los diferentes momentos del día de manera asombrosa. De hecho este es sin duda alguna el punto fuerte del juego y uno de los factores que lo acercan mucho al objetivo final de todos los desarrolladores de esta generación y que no llegarán a alcanzar por muy poco, el fotorrealismo. Crysis 2 está muy cerca de esa ansiada perfección digital de productos como Gran Turismo 5 llegando incluso a rozarla especialmente en los exteriores y a la luz del día, donde podemos comprobar cómo los rayos del sol inciden en cada uno de los elementos del escenario no por casualidad. Es por ello que en los niveles nocturnos o en espacios cerrados tenemos la impresión de estar jugando algo ya más familiar.

Retrocediento una vez más al excelente Far Cry decir que el estudio ha aprendido de algunos errores pasados, logrando un mayor ajuste de la curva de dificultad incluso en los momentos más duros (¿alguien se acuerda de la fase del volcán de la aventura de Carver?) y continuando con una historia que mezcla enfrentamientos más realistas con soldados y mercenarios con criaturas sacadas de una película de ciencia ficción (antes mutantes, ahora alienígenas) aunque enmarcados en una historia mucho mejor escrita y que incita al jugador a prestar atención a los acontecimientos. Bien es cierto que es lo menos atractivo de Crysis 2 por resultar desde un principio bastante obvia y luego demasiado enrevesada, pero se nota un mayor esfuerzo en el tratamiento del guión.

Si algo decepciona enormemente en la evolución de los juegos de Crytek es la inteligencia artificial. Lejos quedan aquellos mercenarios que nos rodeaban hábilmente en la jungla para sorprendernos por la espalda o que respondían a nuestros ataques con gran movilidad y acierto. En Crysis 2 sin ser mala, tiene defectos que no pueden ser excusados, por lo que de vez en cuando y a pesar de un comportamiento bastante lógico y unas animaciones bien diseñadas veremos a algún que otro soldado toparse con algún vehículo aparcado o alienígenas brincando por el escenario sin prestarnos atención hasta que le disparemos.

El punto más flojo de un producto que, sin haber sorprendido tanto como su antecesor a nivel técnico, se impone como uno de los grandes juegos del año y que todavía dará mucho de que hablar. En muchos sentidos, un ejemplo que deben seguir muchos estudios para los que ya no valen las medias tintas ni los productos desfasados.

Nota: 8,2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s