Análisis de Capitán América: Supersoldado

Capitan-america-gameSega ha querido adelantarse unas semanas al estreno de la película de Paramount y lanza el videojuego oficial de uno de los héroes más destacados del universo Marvel y todo un icono de la cultura USA. ¿Hace esta adaptación honor a la mitología tras el personaje? Vamos a verlo.

Primero decir que la historia no nos desvelará nada de la película, al tratarse de una aventura paralela en la que simplemente harán su aparición algunos de los personajes que veremos en la gran pantalla y que muchos apasionados del cómic ya conocerán como el malvado Cráneo Rojo o Bucky, el amigo inseparable del Capitán América, que al igual que nuestro héroe y el resto contarán con el rostro de los actores que los interpretan. El plantel de villanos lo completan algunos viejos conocidos de la las historietas del vengador, como el acorazado Cruz de Hierro. Lo cierto es que el título no se detiene en presentaciones, por lo que a muchos les costará comprender quién es quién y cuál es su relación con el protagonista, al menos hasta su llegada a los cines.

La historia comienza cuando, con la guerra en su punto álgido, las fuerzas estadounidenses son atacadas por unas fuerzas tecnológicamente superiores gracias a los inventos de un científico llamado Zola. Dado que estas nuevas armas podrían decantar el conflicto a favor de las tropas de Hitler, Steve Rogers decide coger su equipo e infiltrarse en el castillo de este genio al servicio del mal para descubrir qué trama y desbaratar los planes de la organización Hydra.

Gráficamente nos encontramos un juego al nivel más básico que la actual generación de consolas puede ofrecer a estas alturas. Aunque el Capitán y los personajes secundarios han sido modelados con mayor cuidado si los comparamos con los enemigos, que no son demasiado variados, siendo los escenarios los que más sufren por su simplicidad poligonal y en las texturas. Eso sí, recorreremos fortalezas, prisiones, castillos, trincheras y pueblos, por lo que no tendremos la sensación de estar siempre en el mismo lugar, algo que se agradece. Y aunque todo está comunicado por una red de alcantarillado para dar una falsa sensación de libertad a lo sandbox, lo cierto es que para ir cumpliendo los objetivos tendremos que seguir rutas más o menos lineales.

Posiblemente lo más sorprendente de Capitán América: Super soldado sean sus animaciones a la hora de entablar batalla. Y es que nuestro héroe golpeará, bloqueará las embestidas de sus oponentes y encadenará ataques a diferentes objetivos aun estando rodeado con bastante fluidez, sin limitarse a agitar los puños o dar patadas de manera mecánica como en la mayoría de los juegos del género. Movimientos como hacer una pirueta o rodar para alejarnos de los rivales más peliagudos también están muy bien recreados y se nota el cuidado que han tenido los desarrolladores en imitar algunos aspectos del combate que luce el protagonista en la película como finalizar sus combos dando un contundente golpe con el escudo haciendo doblarse en el aire al enemigo de turno.

De hecho este complemento es esencial a la hora de avanzar, ya sea como protección ante las balas, que podremos hacer rebotar y devolver a su dueño, o como arma a distancia para noquear a los secuaces de Hydra. El escudo volará y rebotará en las paredes o en nuestros enemigos, e incluso lo podremos usar para accionar dispositivos y abrirnos camino. En definitiva, un elemento distintivo del primer vengador que debía quedar retratado en el juego y que, aunque podrían haberlo aprovechado más, resulta bastante satisfactorio.

Lo cierto es que no se trata de un juego complicado, de hecho una vez nos hagamos con el control y las combinaciones de teclas, que no abusan de combos como tantos otros, podremos hacer frente con garantías a los soldados de Hydra que apenas nos pondrán en serios apuros en parte por la extremadamente básica inteligencia artificial. Los momentos más complicados se darán cuando debamos completar un objetivo con un límite de tiempo (apenas en un par de ocasiones en todo el juego) y con los jefes de final de nivel, aunque sólo uno de ellos logrará que los menos hábiles con el mando tengan que reiniciar la partida unas cuantas veces. Como suele ser habitual cada uno de ellos tendrá una serie de rutinas de ataque que apenas variarán aunque nos los volvamos a encontrar y que deberemos aprender para acabar con ellos.

En lo que respecta a las secciones de plataformas, que otorgan algo de variedad, poco que decir. Pasan sin más pena ni gloria, obligando al Capitán a hacer uso de sus capacidades atléticas escalando por cornisas o balanceándose en barras suspendidas simplemente pulsando un botón en el momento adecuado para lograr una buena sincronización. Los puzles para abrir puertas a través de una máquina de decodificar códigos, un guiño a la Enigma utilizada por los alemanes durante la guerra, es tan simple como hacer coincidir los números de dos nubes de caracteres paralelas. Un juego de niños que nos llevará pocos segundos sin exagerar lo más mínimo.

La aventura principal se completa en unas 6 horas. No dispondremos de modo de juego online para alargar la vida del título, aunque sí es cierto que en el juego abundan los coleccionables y podremos desbloquear vídeos y documentos que nos explicarán algunos detalles de la historia y del universo del Capitán América que serán del agrado de los fans, además de algunos retos para poner a prueba lo aprendido en combate. Estos coleccionables están repartidos por los escenarios en forma de dossiers y diversas antigüedades. Estas últimas aparecerán localizadas en el mapa de nivel, por lo que no nos será difícil hallarlas, aunque la documentación será tan abundante que a veces llegará a desesperarnos. Por si fuera poco aparecerá en cualquier lugar, lo cual llega a ser un tanto absurdo al haber carpetas ‘Top secret’ en sitios tan dispares como el suelo de una celda o en medio de la calle. Eso sí, que sean fáciles de ver y poco desafiantes no significa que no debamos cogerlas, ya que nos darán puntos con los que acceder a nuevas habilidades como un lanzamiento del escudo mejorado o útiles contraataques.

En cuanto al apartado sonoro la partitura cinematográfica cumple con su cometido y se agradece que los textos y las conversaciones hayan sido traducidos al castellano, aunque para ser justos hay que confesar que las voces no están a la altura a nivel de interpretación, por no hablar de la incomprensible decisión de prescindir de cualquier acento germano a pesar de que todos los villanos deberían ser incapaces de disimularlo.

En definitiva, un juego entretenido y que seguro que muchos fans del universo Marvel querrán disfrutar, aunque en un género tan saturado no resulta una opción destacable y pasa a engrosar las listas de una jugosa licencia desaprovechada con tal de exprimir uno de los blockbusters del verano.

NOTA FINAL: 6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s