Lo que nunca debió ser: Ryan Lafferty, o cómo convertir una solución en una carga.

El nombre de Ryan Lafferty  (Luke Grimes, 27) apareció en Cinco Hermanos (Brothers & Sisters) por primera vez al final de la segunda temporada. Era el nombre del hijo ilegítimo de William Walker. Eso significaba que Rebecca no era hermana de Justin y se podían liar, que Holly no había sido la única y que había mucha más historia que tratar. Ryan Lafferty también es el nombre del personaje más absurdo de esa serie, veamos por qué.

Sí se hubiera quedado en eso, en el nombre, no habría estado mal. Al fin y al cabo lo usaron cómo excusa para poder crear una relación amorosa entre Justin y Rebecca y con él explicaron la foto de la casa de Ojai (1.07) y la “R” de la contraseña del ordenador de William Walker (1.08). Además ver a Nora darle la noticia a Holly (3.01) fue impagable. En “Bakersfield” (3.06) Nora va a hablar con el padre del chico, quién decide no contarle nada puesto que es frágil, perdió a su madre cuando era pequeño y esto podría hacerle mucho daño.

Pero episodios más tarde Nora recibe llamadas de alguien que enseguida cuelga (3.14) hasta que Nora descubre que es él y va a visitarle a la universidad (3.15). Ryan parece un chico corriente, agradable y majo así que Nora le invita a su casa. Episodios más tarde Ryan aparece (3.17) y a partir de entonces todo lo relacionado con este personaje fue en picado.

Primero se intenta ligar a Rebecca para fastidiar a Justin, aunque no entendemos muy bien por qué lo hace. Rebecca y toda la familia ponen excusas por él y Justin es el único que se da cuenta que no es trigo limpio. Saul intenta ayudarle porque su madre se suicidó cuando William la dejó. Ryan lo sabe así que se alía con Holly para vengarse de los Walker, que no tenían ninguna culpa después de todo. Cuando Holly hace las paces con los Walker, Ryan se alía con Dennis York, antigua némesis de William Walker para destruir Ojai, a los Walker y también a Holly de paso. Le da información, destruye la cosecha y entonces se da cuenta de que lo que está haciendo está mal y no le sirve de nada la venganza y desaparece brevemente, cosa que agradecemos. Vuelve a aparecer por última vez para donarle médula ósea a Kitty y curar su cáncer y entonces se despide haciéndonos creer que no es malo solo estaba confuso y ha dejado atrás su ira, mal enfocada por cierto.

El personaje se fue perdiendo desde que llegó y en seguida se vio que había sido un error traerle,  aunque en la cuarta temporada empezó como regular, salía lo justo, no la acabaría. Los guionistas trataron de darle un buen final, en cierto modo lo consiguieron pero Ryan Lafferty quedará como uno de los personajes más ridículos, sin sentido e irritantes de las series.

2 comentarios

    • A mi me gustó al principio, los dos primeros episodios en los que sale, luego cuando empieza a ligar con Rebecca le fui cogiendo tirria y después todas sus tramas me parecían aburridas y unas idas de cabeza que se notaba que no sabían qué hacer con él.

      Gracias por leer y comentar

Deja un comentario