¿Por qué hay que querer a Dana Scully?

Serie: Expediente X (1993 – 2002)
Nombre: Dana Katherine Scully
Especie: Humana
Estatus: Soltera
Interpretado por: Gillian Anderson

Inteligente, valiente, enigmática… Son algunos de los adjetivos que podemos ligar a la figura de la genial agente Dana Scully, inseparable compañera de fatigas en el FBI del locuelo de Fox Mulder. Sin embargo, si hay un adjetivo capaz de abarcar todo lo que representa este personaje es, sin lugar a dudas, fuerte, y es que si algo nos demostró la pelirroja más famosa de la televisión es que la esperanza es lo último que se pierde, hasta cuando te enfrentas con una invasión extraterrestre.

Dana Katherine Scully se crio en el seno de una típica familia católica americana. Sus ansias por conocer el funcionamiento del mundo le hicieron estudiar ciencias físicas y medicina, aunque posteriormente se decantó por asistir a la Academia de Quantico (Virginia) para convertirse finalmente en agente especial del FBI. Durante sus primeros años como agente es asignada como instructora en la academia.

Transcurrido ese tiempo le fue asignada la misión de escribir informes detallando la veracidad o engaño de los casos investigados por el agente Fox Mulder. Sus superiores pretendían que ella, una mujer de ciencia, desacreditase el trabajo de Mulder dentro de los conocidos como Expediente X.

Ella, una sesuda lógica que no podía creer en aquello que no fuera demostrado con las leyes de la ciencia; él, un loco obsesionado con las abducciones que perseguía quimeras en las que él mismo se perdía. Lo que menos podían imaginar los altos mandos del FBI es que precisamente ella iba a terminar siendo contagiada de la misma locura de su compañero y se uniría a él en su cruzada para descubrir la verdad que el gobierno trataba de ocultar. Así comenzó la leyenda de Mulder y Scully, un tándem tan extraño y al mismo tiempo tan compenetrado que ya nos es difícil pensar en el uno sin el otro.

Sin embargo, no todo en el monte es orégano, y es que hasta llegar a la última de las películas que fueron rodadas sobre Expediente X, la pobre Dana ha tenido que pasar por un sinfín de calamidades. Una abducción, un embarazo inducido para crear un híbrido de alienígena y humano o un cáncer producido por los experimentos, que casi acaba con su vida, y eso sin contar lo insoportable que se ponía a veces Mulder, dan fe de la entereza de esta mujer.

Pero sin duda, es su frase, aquella con la que se cierra la última temporada de la serie, la que mejor demuestra que al final ella era la que más fe tenía de los dos. Cuando todo está perdido, cuando ya se conoce la fecha exacta de la invasión extraterrestre, cuando Mulder ha caído a la desesperación, Dana consigue contagiarle su optimismo diciéndole: «Tal vez haya esperanza».

Artículo escrito por: Catoute

2 comentarios

Deja un comentario