Lo que nunca debió ser: La última temporada de Aquellos maravillosos 70

Es casi de manual que cuando uno de los personajes principales de una serie, la abandone, los guionistas reemplacen el hueco dejado por otro con características similares a él. Lo que también es común, es que el nuevo personaje, no reciba la acogida de la audiencia, y acabe siendo rechazado. Todo esto ocurrió en Aquellos maravillosos 70 cuando Eric Forman decidió marcharse a África.

Topher Grace (34), dejó la serie a finales de la séptima temporada, para interpretar el papel de Eddie Brock Jr, en la tercera parte de Spiderman. El motivo que escribieron los guionistas para justificar su ausencia, es que Eric, se marchaba a África tras ganar una beca que le facilitaría su entrada a la universidad.

Eric se fue a África…

Lo lógico era pensar, que la pérdida de un personaje como Forman, uno de los pilares principales de la serie, haría que la siguiente temporada no fuera lo mismo y que bajaría un poco de nivel, pero la verdad es que no creíamos que tanto. Y es que la octava temporada de Aquellos Maravillosos 70 nos guardaba otra sorpresa desagradable.

Por desacuerdos en la renovación de su contrato, Ashton Kutcher (33), que interpretaba a Michael Kelso,  también decidió dejar la serie. Tan sólo apareció en los cuatro primeros episodios de la octava y paso a aparecer como personaje recurrente. ¿Cuál fue el motivo por el que Kenso dejó de aparecer? Pues muy sencillo, se marchaba a trabajar como seguridad en un club nocturno en Chicago, donde además vive su hija.

Kelso a Chicago…

De repente, la serie se enfrentó a dos pérdidas muy importantes. Si bien es cierto que aún quedaba el resto del grupo, las cosas ya volverían a ser iguales.  Para suplir los abandonos de Forman y Kelso, a los guionistas no se les ocurrió otra cosa que incorporar un personaje nuevo, que reuniría características de los dos personajes. Craso error.

 Randy Pearson,  interpretado por Josh Meyers (35, MADtv), supuestamente debía de haber tenido el sentido del humor de Eric y el éxito con las mujeres de Kelso, pero todo supuestamente. Hizo su primera aparición en el episodio 8×02 Somebody to Love cuando es contratado por Hyde como ayudante en la tienda de discos. Luego episodio tras episodio fue entrando poco a poco a formar parte de la pandilla, e incluso llegó a tener un pequeño lío amoroso con Donna, cuando ésta, aún estaba recuperándose de su ruptura con Eric, que había cortado con ella desde África.

Y llegó Randy. Sólo un pelo bonito

Pero como pasa en muchas ocasiones, la audiencia es sabia y la gran mayoría no llegó a aceptar al nuevo personaje. Algo normal porque era muy difícil superar el listón tan alto de sus predecesores y porque además el personaje en sí no tenía carisma, ni gracia ni nada. Era sólo un tío con el pelo bonito.  Así que, en un intento de recuperar a la audiencia pérdida y para darle un final decente a la serie, el personaje de Randy, fue rebajando sus escenas y cada vez salía menos.

Tras una decepcionante temporada, el episodio final de la serie, fue una reconciliación entre los guionistas y los seguidores. Primero porque Randy apenas sale en una escena y segundo porque volvimos a ver a la pandilla original junta. Kelso y Eric vuelven a Point Place, para celebrar la Nochevieja de 1979, en casa de los Forman y además Eric y Donna arreglan sus diferencias y vuelven a estar juntos. Un final correcto tras una temporada desastrosa.

Artículo escrito por: Laura Palmer

Consigue la primera temporada de Aquellos maravillosos 70 en este enlace

Invítanos a un café

Un comentario

  1. Tras más de 10 años vi la 8ava, última temporada de una de mis series sitcom favoritas de la adolescencia. Comparto plenamente lo que indicas en la publicación: la última temporada es olvidable, llena de conflictos innecesarios, chistes repetidos y prácticamente se siente como una serie diferente a la representada en las otras siete temporadas. El personaje de Randy es plano, sin carisma y es introducido forzosamente a la historia. Causa todo menos gracia. Incluso ya habíamos pasado por alto el cambio en la hermana de Eric. Es más: el amigo de Fez incluido en el penúltimo capítulo, interpretado por Justin Long, es mucho más gracioso y aceptable según los estándares de la serie. Pienso que hubiese funcionado como un nuevo Eric. Lo mismo el hermano de Kelso, Casey (Luke Wilson) y Leo (Tommy Chong), personajes secundarios muy agradables que pudieron tener mayor protagonismo.

    La temporada 8, en sí, decepciona mucho, pero tiene momentos y sobre todo en el episodio final, donde ver nuevamente la pandilla reunida conmueve. Es como un viaje a tener 17 años nuevamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s