Parejas de serie: Chandler Bing y Mónica Geller

Mónica y Chandler, Chandler y Mónica, los señores Bing-Geller. Mucho antes de convertirse en marido y mujer y formar una familia juntos, ambos fueron amigos, de los mejores. Aunque a muchos les chocó en principio la relación de estos dos carismáticos personajes de la serie Friends, la realidad es, que tras ver la serie entera muchas veces, te das cuenta que desde el principio de la serie, se fueron dando pistas o indicios que daban pie a pensar que su relación ocurriera de un momento a otro.

Antes de que su relación se hiciera realidad Mónica y Chandler era grandes amigos. Su amistad venía de largo, porque Chandler era el mejor amigo de Ross, hermano de Mónica, en la universidad. Aunque, en un principio no tuvieron un buen comienzo, con el paso de los años, esto cambió hasta el punto de que llegaron a convertirse en vecinos puerta con puerta.

Mónica y Chandler en las primeras temporadas

Durante las primeras temporadas de la serie, los guionistas, aposta o no, la verdad que no se sabe, dejaron pequeñas dosis de lo que en un futuro se convertiría en una relación estable. Por ejemplo, en la primera temporada, cuando nace el primer hijo de Ross, vemos como Chandler le sugiere a Mónica la típica proposición de amigos, esa en la que ambos acuerdan casarse si a cierta edad aún están solteros. Otro ejemplo es cuando Chandler, le tira los trastos a Mónica, durante las vacaciones en la playa de los seis amigos, al final de la tercera temporada. Y así otros tantos pequeños flirteos sutiles hasta que llego Londres…

London Calling

En la fallida boda de Ross con Emily, ocurrió lo que tenía que ocurrir. Chandler y Mónica se liaron. Lo que en un principio parecía un rollo de una noche, que se quedaría en la ciudad europea, derivó en una relación que ambos ocultaron a sus amigos durante unos cuantos meses. Al final poco a poco cada uno de los miembros de la pandilla fue descubriendo el pastel. Primero fue Joey, luego fue Rachel, después Phoebe y finalmente Ross. Una vez que todos supieron que ambos estaban juntos, la relación se fue consolidando poco a poco, hasta el punto de que Chandler, que se caracterizaba por ser el sarcástico, bromista y con poca suerte con las mujeres, encontró a la compañera perfecta para dar el paso hacía la madurez.

La pareja fue progresando de la forma más natural. Tras un amago de matrimonio furtivo en Las Vegas, decidieron probar suerte, viviendo juntos en el apartamento de Mónica. Al final de la sexta temporada, y tras una pequeña crisis tras la aparición en escena de Richard, el exnovio de Mónica, Chandler se declara Mónica y ambos se comprometen. Durante toda la séptima temporada vimos como,  junto con la ayuda de sus amigos, emprenden los preparativos de la boda. Todo parecía ir viento en popa, hasta que Chandler, tras sufrir un ataque de pánico, el día de la boda, desapareció  durante unas horas. Tras este pequeño susto, Mónica y Chandler se convirtieron en los Bing.

Casados y felices, la pareja decidió dar el siguiente paso, ser padres. Tras intentarlo repetidas veces, la pareja descubre que no pueden tener hijos, algo que no les quita la ilusión decantándose por la adopción. Afortunadamente, en la temporada final,  Erika, una joven sureña embarazada, escoge a la pareja para que se conviertan en los padres adoptivos de su hijo. En el capítulo final de la serie, los Bing se convierten por fin en padres no sólo de un niño, sino de dos, ya que Erika da a luz a mellizos. Sorprendidos y felices, Mónica y Chandler, abandonan el piso en el que han compartido tantos recuerdos, para emprender una nueva vida, con sus hijos, en una casa a las afueras de Nueva York.

Jack y Erica Bing

Esta pareja se ha convertido en el ejemplo perfecto de la madurez, y  se convirtieron en el contrapunto de la otra pareja principal de la serie, la de Rachel y Ross, al llevar una relación seria y progresivamente madura. Y aunque muchos les chocara esta unión en un principio, lo cierto es que a lo largo de las temporadas nos dimos cuenta de que ambos estaban destinados a estar juntos.

Artículo escrito por: Laura Palmer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s