Parejas de serie: Desmond Hume y Penelope Widmore

En la serie Perdidos existieron muchas parejas. Unas se gestaron en la Isla, otras ya estaban formadas antes del accidente y otras incluso nacieron de viajes en el tiempo. Pero si ha que elegir una, ni me lo pienso, sin duda, escogería la formada por el escocés Desmond Hume (AKA: See you in another life, brotha!) y Penélope Widmore (Penny para los amigos). Los altibajos de su historia fueron la clave para que esta sea sin duda la mejor pareja de la serie.

Desmond Hume (Henry Ian Cusick) es un hombre peculiar. Escocés de nacimiento, los espectadores le conocimos al comienzo de la segunda temporada a ritmo de Mama Cass. Era el hombre de la escotilla, el  encargado de pulsar un botón cada 108 para evitar que el fin del mundo, o al menos eso él creía.  ¿Qué fue lo que le hizo terminar en la Isla durante años? Pues muy sencillo el amor. Desmond participó en una regata por el mundo, organizada Charles Widmore, el padre de la que fue, es y será su gran amor, Penelope Widmore (Sonya Walger). La mala suerte o el destino hicieron que Desmond tuviera un accidente con su velero y fue a parar a la Isla, en la que permaneció más de tres años.  Pero ¿Cómo se conoció esta pareja? (Una pequeña advertencia, ya se sabe como era Perdidos con sus flashbacks y sus viajes temporales pero más o menos así fue cómo ocurrió cronológicamente)

Desmond nunca tuvo una vida fácil.  Su padre desapareció y tuvo que hacerse cargo de sus tres hermanos. A punto de casarse con su novia Ruth, con la que mantenía una relación de seis años, Desmond, por miedo al compromiso decide convertirse en monje. Pero la cosa no funcionó. Tras cogerse una buena cogorza con los vinos del monasterio, el Hermano Campbell le aconseja que se marche porque no esta preparado para ser monje. Casualidad o no, cuando Desmond esta a punto de marcharse del monasterio conocerá a la que será la mujer de su vida, Penelope.

Tras dos años de relación la pareja decide trasladarse a vivir al piso del escocés. Con la excusa de conseguir un puesto de trabajo en la empresa de Charles Widmore, Desmond va a pedirle la mano de su hija. Pero ya se sabe como son algunos suegros, así que el encuentro entre ellos no tiene éxito ya que Widmore este no ve con buenos ojos al escocés quien, según él, no es digno de su hija. Desmond, destrozado porque cree que Widmore tiene razón, decide romper su relación con Penélope.

Su ruptura significó un cambio de rumbo en la vida de ambos, mientras que Penny dolida, se muda a un nuevo apartamento y no quiere saber nada del escocés, Desmond decide alistarse en el Regimiento Real Escocés, donde continúa teniendo los flashes sobre su futuro. Su estancia en el ejército no le hace olvidar a su amor por lo que decide intentar contactar con Penny. Este intento se ve truncado cuando Charles Widmore se interpone otra vez en su camino, con un chantaje para que éste deje a su hija en paz.  Al no aceptarlo Desmond decide que debe de demostrarle a Widmore  que si que es valedor del amor de su hija. Por este motivo decide embarcarse en la regata mundial y por este motivo acabará en La Isla.

Preparando la regata

Desaparecido en combate para el resto de la humanidad, Desmond vagará por la Isla sólo (al menos eso cree él), hasta que los supervivientes de vuelo 815 irrumpan en la escotilla donde se pasa las horas muertas pulsando un botón cada 108 minutos.  Su vida cambiará cuando provoca el estallido de la estación Cisne… Tras sobrevivir a la explosión, Desmond comenzará a experimentar los famosos flashes que caracterizan a este personaje, que hacen que tenga viajes a su pasado.

Ahora bien, si hay un capítulo que defina la relación de esta pareja, es sin duda “The Constant (4×05)”, donde vemos que los flashes que sufre Desmond están debilitándolo por momentos.  En uno de los flashes vemos como Desmond, que ya había roto su relación con Penny, va a verla con una intención, que le de su número de teléfono. Ocho años después, el 24 de Diciembre de 2004,  Desmond, en el carguero marcará ese número con la esperanza de poder contactar con Penny. Y se produce el momento, esa gran escena que pone los pelos de punta, donde descubrimos que Penny ha estado removiendo cielo y tierra para encontrar a su amor. Este es uno de los muchos momentos por el que esta pareja es la mejor de la serie.

Desmond Hume es mi constante

Pero lo mejor esta por pasar, al final de la cuarta temporada, Desmond junto a los Oceanic Six, logran escapar de la Isla y son rescatados por un barco. Y es en ese momento cuando el reencuentro más esperado se produce ya que Penny se encuentra en él. Aunque en la quinta temporada, ya fuera de la Isla, sufren un pequeño sobresalto cuando Desmond es disparado por Ben, la pareja vive una vida feliz con su hijo Charlie. Para finalizar recordameos las palabras de Desmond a Penny en el hospital “Te lo prometí, Penny. Te prometí que nunca volvería a dejarte” y cierto es que nunca más se separaron.

Una imagen vale más que mil palabras

Artículo escrito por: Laura Palmer

Un comentario

  1. Para mi ‘The Constant’ es probablemente el mejor capítulo de LOST, y mira que los hay buenos, pero este fue tremendífero y Desmond era mi personaje muyfavorito. Al final puede que la serie no tuviera el final que se merecía (aunque pudo haber sido muuuuucho peor, creo yo. Sobre todo con el desfase de la última temporada y el chino del templo…), pero y lo bien que me lo pasé viéndola, lo que flipabamos capítulo a capítulo, lo estupendo que era el acento del escocés, aisssss, qué enganche madre mía. Lo echo de menos…

Deja un comentario