Los clásicos de la industria japonesa caen en picado

Ninja Gaiden 3

El hecho de que la que fuera la cuna del videojuego no vive su mejor momento no es algo nuevo. La actual generación ha sido la peor que se recuerda para los estudios nipones, que se han visto relegados a un segundo plano por sus competidores occidentales, tecnológicamente mucho más ambiciosos y con ganas de innovar todo lo posible. Es cierto, los últimos años se han lanzado joyas como los Mario Galaxy para Wii o Metal Gear Solid 4 para PlayStation 3, lo cual demuestra que sigue habiendo talento en el país nipón. El excelente Street Fighter IV o el reciente Final Fantasy XIII-2, que ha dejado un buen sabor de boca ya que ha subsanado parcialmente las limitaciones de su antecesor, son también títulos a tener en cuenta. Desgraciadamente otras sagas clásicas no solo no han logrado convencer de igual manera, sino que parecen hundidas sin remedio. Veamos algunos ejemplos tan recientes como significativos.

Ninja Gaiden III ya se puede adquirir en las tiendas pero para sorpresa de todos la crítica especializada no le ha dado un respiro a Ryu Hayabusa y su mermado clan. Valorado unánimemente como el peor de la franquicia, no solo ha fallado en su puesta al día, incapaz de exprimir la capacidad de las actuales consolas como tantos otros (a estas alturas, es delito), sino que diversas decisiones en su desarrollo lo han convertido en una compra nada recomendada. ¿Cuándo se ha visto que el protagonista solo pueda empuñar un arma en todo el juego? ¿Y qué ha sido del carisma que imprimía en esas historias tan simples pero absorbentes? Su elevada dificultad es ya parte de su leyenda, pero para buena parte de los aficionados ni siquiera en este punto han sabido estar a la altura.

Lo que ha ocurrido con Ninja Gaiden te da que pensar. Normal que haya que apostar por las franquicias para hacer dinero, porque hoy por hoy que una nueva IP funcione en el mercado es casi misión imposible. Sin embargo realizarlas sin la calidad suficiente es pan para hoy y hambre para mañana. ¿Por qué hacer una nueva entrega si no tienes las ideas claras y un maestro de ceremonias capaz de crear un producto redondo? Pues vamos con el siguiente ejemplo, nada menos que el de Resident Evil: Operation Raccoon City. Otro que la crítica ha golpeado sin piedad, pero es que desde su anuncio a mí personalmente no me cuadraba nada. La idea de retroceder a los inicios de la saga, de vuelta a la infección que lo empezó todo y dando la posibilidad de cambiar las cosas a tu antojo (lo vendieron desde un primer momento como la oportunidad de matar a Leon F. Kennedy… sin comentarios), recuperando a Némesis como uno de los monstruos a batir, es simplemente un vago intento por volver a enganchar a los nostálgicos de la saga. Cierto es que intentaron darle un nuevo aire con el cambio de perspectiva y basándose en la cooperación entre los miembros de un equipo de las fuerzas especiales equipados con lo último en tecnología, pero una idea interesante no significa que el conjunto brille como debiera. El resultado, un juego sin una historia medianamente bien escrita, sin alma y corto, muy corto. Hecho a todas luces para sacarle partido al multijugador, en el que el sistema funciona algo mejor y no tenemos que sobrevivir a la pésima IA.

Cuando una compañía intenta exprimir la gallina de los huevos de oro de una manera tan evidente como Capcom es para preocuparse, ya que este spin-off fallido no es el único Resident Evil que llega este año. Nuestras esperanzas están volcadas en el sexto título, que aterrizará en el último trimestre del año, calentito para la campaña navideña y con todos los ingredientes de una colosal superproducción. Eso sí, echad un vistazo al tráiler y veréis que las cosas han cambiado mucho. La cámara, los enemigos, las historias paralelas… son elementos de grandes superventas como Gears of War o Modern Warfare muy aficados en el género de la acción. Si esperábais un survival horror como los de toda la vida ya podéis descartar la idea. Y es que como sus propios creadores admiten la franquicia ya no tiene el hueco que solía tener en la industria, por lo que deben hacer caso a los jugones y adaptarse a las actuales tendencias.

Y como todavía no me he cansado de deprimiros, otro caso más: Silent Hill. Su última entrega, Downpour, tampoco ha colmado las expectativas. Tras la bofetada recibida con el escaso éxito de Homecoming, Konami ha intentado hacer lo mismo una vez más con idéntico resultado. Un juego un tanto aburrido, lejos de innovar en cuanto a mecánicas o ambientación, que no ha convencido tanto como las últimas entregas para portátiles. No sé si en estos momentos se estarán planteando las cosas muy seriamente, pero desde luego más vale que lo valoren con cuidado porque todo suena a que la próxima generación está a un paso y la gente espera mucho de las nuevas máquinas y evidentemente de sus sagas favoritas.

Silent Hill Downpour

A veces para estar a la altura hay que mirar a aquellos que lo están haciendo mejor que tú, como ha hecho Binary Domain, divertido a rabiar. No solo basta con hacer mezclas baratas como en Yakuza: Dead Souls, que han unido a los criminales de los títulos anteriores con las películas de zombies y demás criaturas de pesadilla con resultados que sin ser desastrosos no resultan satisfactorios. Preparémonos, porque falta menos que nada para que llegue a España Warriors Orochi 3, que apunta a ser una entrega continuista de los anteriores, por no decir de los hermanos de Dynasty Warriors, cuya fórmula está simplemente obsoleta, no digamos ya su apartado gráfico. ¿Algún día lo entenderán o realmente salen tan rentables y el resto les importa un pimiento?

Veremos a ver que pasa, pero tal y como están las cosas, los jugadores habituales quieren sacar el máximo de partido a su dinero, por lo que señoras y señores… tonterías las justas.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s