Zoom a: Falling Skies. Temporada 2

Desconfianza, amor, rebeliones, enfrentamientos con los aliens cara a cara, y un destino es lo que ha dado esta segunda temporada de Falling Skies que terminó con un final sorprendente como el de la primera temporada.

El concepto principal de esta segunda temporada ha sido la desconfianza. La desconfianza en uno mismo como la que sienten Mason, Weaver, Tector o Ben en distintos episodios. La desconfianza hacia los demás humanos, Pope lo simboliza como nadie. Y desconfianza hacia los extraterrestres, por supuesto. ¿Qué es lo que quieren? ¿Será cierta la rebelión de los Skitters? ¿Podemos confiar en los niños con captador, o les están manipulando?

Esta segunda tanda de episodios de Falling Skies también ha sido más oscura y desagradable que la primera, no solo por las imágenes sangrientas. Ha sido bastante cruel sobre todo con escenas duras que implicaban a niños. Ha subido varios peldaños la dureza, tal vez para parecer más realista, aunque no puedes pretender ser realista y terminar con la llegada de otro extraterrestre.

Al contrario que en la primera temporada que estaba pensada a corto plazo como forma de presentación, está  temporada de Falling Skies parece el inicio de un plan a largo plazo. Si en la primera temporada la Segunda de Massachusett andaba sin rumbo alguno, solo para sobrevivir, en esta  segunda se crea el sueño de una ciudad, de un asentamiento estable y es allí a donde se dirigen, a Charleston, la capital de los Nuevos Estados Unidos.

Es una carrera de obstáculos: les atacan, reinician la marcha, se quedan sin alimentos, tienen que parar y abastecerse, reanudan la marcha, les falta equipo médico, reanudan la marcha, se encuentran con un imprevisto, lo medio solucionan, siguen, algunos se ponen enfermos o están heridos, vuelven a parar, se acomodan, los aliens le van a encontrar, hay que irse pitando, no tienen gasolina…Y así hasta que llegan a Charleston y descubren que el sueño se parece más a una pesadilla. Con un líder civil que parece más un dictador aterrado por lo que ocurre a su alrededor y escondiéndose de los aliens y un líder militar llevado por el odio y que lo único que quiere hacer es destruir y matar. Razones que hacen a ambos tomar malas decisiones. Menos mal que llegan Mason y Waever para dar un poco de sentido común.

Sin embargo son los episodios en Charleston los más interesantes y que abren muchas puertas a nuevas tramas e historias ya que lo visto hasta ahora estaba empezando a cansar y aburrir. Se trataban cosas demasiado pequeñas y cotidianas que no se podían alargar mucho. No te puedes pasar dos episodios buscando gasolina y viendo los efectos de no tener gasolina, por ejemplo. Tampoco puedes estar en la carretera ocho episodios y solucionar los problemas de Charleston, con golpe de estado incluido, en dos. Hay cierta falta de ritmo. Da la sensación de que se han desviado, de que no tenían tramas para tantos episodios y luego es como si el toro les fuera a pillar.

Una temporada muy irregular, con un principio y un final buenos e interesantes pero con unos episodios centrales muy flojos.  Intentan ser profundos y mostrar la precariedad en la que sobreviven los humanos tras una invasión alienígena, pero no llegan a conseguirlo del todo.

Habrá que ver que nos ofrece la tercera temporada, que parece que va a ser más interesante que esta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s