Guilty pleasures, esa pequeña gran adicción televisiva

Hay series que nunca dirías que ves… al menos rodeado de gente intelectual y “especialistas” en televisión. Pero el caso es que te enganchan cada semana, te diviertes y tienen algo que te hace feliz mientras las ves. Magos, lobos adolescentes, adictas a la moda que dedican su tiempo libre a investigar un asesinato, vampiros que caminan a la luz del sol y tienen mejillas sonrosadas y proscritos que no saben muy bien qué hacer con su vida. Son los guilty pleasures y, sinceramente, nos encantan.

Teen Wolf,

Basada en la película con el mismo nombre de Michael J. Fox sigue a Scott McCall, un estudiante de instituto cuya vida cambia totalmente al ser mordido por un hombre lobo. Y a partir de ahí, como en toda buena producción de la MTV, dosis ingentes de drama. Es una de las series que más éxito está teniendo en las redes sociales lo que le ha valido la renovación por una tercera temporada, que además tendrá el doble de episodios.

Merlín,

La BBC tiene el honor de hacer las mejores series de culto y los mejores guilty pleasures. Esta serie protagonizada por Colin Morgan, nos ofrece la oportunidad de disfrutar de la voz de John Hart en la piel de un dragón que parece más interesado en juntar a los protagonistas que en salvar el reino. Además hay brujas, persecuciones, batallas, torneos y un Rey Arturo noble y valeroso (aunque no con muchas luces para que vamos a engañarnos).

Robin Hood,

Otra joyita de la cadena británica. Atrezzo horrible pero personajes divertidos, entrañables y con los que uno se encariña enseguida. Con ella se recuperan las ganas de matar dragones con espadas de madera. No es profunda, no es intelectual, pero no la hace falta porque mientras la ves no puedes quitarte la sonrisa de la cara.

Pequeñas mentirosas (Pretty Little Liars),

Llevan tres temporadas en antena y uno no se cansa de verlas. La adaptación de la serie de novelas de Sara Shepard  es un cruce entre Gossip Girl y Se ha escrito un crimen. Todo muy glamuroso y aún así la trama está bien llevada aunque de más vueltas que una carretera secundaria. Porque.. ¿Quién no querría guardarles un secreto a estas chicas?

Crónicas vampíricas (The vampire diaries),

Otra serie basada en una serie de libros. Y, al igual que la anterior, bastante más entretenida que la saga literaria en la que se basa. Después de cuatro temporadas Mystic Falls y sus habitantes son ya viejos conocidos de nuestras televisiones y también sus misterios, enredos, vampiros y hombres lobos.

 Estas son nuestras favoritas  ¿Cuáles son las tuyas?

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s