Touch. Niños extraordinarios, compañías y Kiefer Sutherland

Touch ha sido el vehículo para volver a poner a Kiefer Sutherland en el punto de mira, y con él los rumores y las esperanzas para retomar 24. Repasamos su última temporada.

zoom-touch

La segunda temporada de Touch cambia radicalmente con la primera. Si en esa empezábamos a descubrir las habilidades de Jake y cómo funciona esto de los seis grados de separación. En esta tenemos dos objetivos principales: Encontrar a Amelia y destruir Aster Corp.

Para tales propósitos Jake y Martin Bohm cuentan con nuevos aliados: Lucy, la madre de Amelia, Trevor, periodista amigo de Martin, y Calvin Norburg, aunque de este más vale no fiarse siempre. Y por supuesto a Avram.

Aunque esta temporada no es igual a la primera no empieza mal, a pesar del hombre que se cree emisario de Dios y va matando a los 36, 36 personas con las mismas habilidades de Jake y Amelia. Él es uno de ellos y tal vez el ir matándolos es por no comprender el don.

Ahora bien, llegamos a un punto en mitad de temporada en el que todo se sale de madre. El género de la serie cambia para meternos en una peli de terror de asesino múltiple en el que muere hasta el apuntador. Y a partir de ahí todo va a peor y tratan de arreglar los errores con mayor y menor atino. Sí, me refiero al episodio en el que el asesino se va cargando a los periodistas que trabajan para Trevor. Es tan exagerado y fuera de lugar que también roza el ridículo cuando dicho asesino sigue vivo tras recibir seis balazos y caer desde una azotea.

Para continuar Amelia y Jake se comunican telepáticamente, sabemos que en esta serie jugamos con la ciencia ficción, pero a veces es difícil seguir con las idas de olla de los guionistas. ¿Y qué me decís de Martin Bohm? Parece más Jack Bauer que Jack Bauer ¿Y Aster Corp? Cuando en una serie meten “La Compañía” malo, si encima la conectan con fenómenos extraordinarios peor. Al final solo quieren una fórmula para ganar dinero, con una presidente tan codiciosa que le da igual matar a quién se ponga por delante.

Touch termina en su segunda temporada y casi mejor que sea así, porque en la siguiente temo que fueran a ir por el lado religioso, y si lo de “La Compañía” es meterse en camisa de once varas de religión mejor no hablar. Me da pena porque su primera temporada me pareció muy buena, si llego a saber lo que iban a hacer en la segunda hubiera preferido que la cancelaran el año pasado. Tenía muchas esperanzas en ella, era entrañable, positiva y no se metía en complicaciones. Hasta que lo hizo y creo que ese ha sido el mayor error de Touch.

En fin al menos sacamos una primera temporada más que estupenda y el regreso de 24.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s