Frank Underwood, marionetista en House of Cards.

frankUnderwood02Serie: House Of Cards

Nombre: Francis Underwood

Interpretado por: Kevin Spacey

Frase:Talento desperdiciado. Eligió el dinero sobre el poder. El dinero es la mansión en Sarasota que se desmorona después de 10 años. El poder es un edifició de piedra antiguo que se mantiene por siglos. No puedo respetar a alguien que no conozca la diferencia”

 

Kevin Spacey interpreta al personaje principal de la exitosa serie de Netflix,  un kamikaze de la ambición.

Todavía no sabes en qué te has convertido. Intuyes que tu adoración por Claire te sirve de justificación; pero ni siquiera te lo planteas, ahogado en la vorágine de la relación. Eres un organismo autómata y egoísta. Desde el café de la mañana hasta el cigarrillo de la noche tu proceder está dirigido a la consecución de la mayor cuota de poder e influencia posible, todo es lícito mientras conserves las apariencias. Elegante y simpático, de trato educadísimo, podrías dar cita con San Pedro con una sonrisa y te lo agradecerían durante los estertores. Tienes la practicidad estoica del asesino profesional: No regrets. Todo es cálculo. Todo es medio para un objetivo. Por eso no toleras el sufrimiento inútil. Representas una filosofía de vida diseñada con escuadra y cartabón, firme, sin aristas, con el oropel de la clase y la distinción. Pero eres un barco que hace aguas por todas partes. Un modelo vistoso que no sirve de modelo, sólo de maniquí. Igual crees poder salvarte, quizá, en un último acto redentor.

houseofcards03

Conmigo no te vas a aburrir”, le prometes a Claire cuando le pides matrimonio. Con lo sano y  tranquilizador que resulta el buen aburrimiento en pareja de cuando en cuando. No fornicáis, que sepamos, eso queda para los primates; conspiráis, que es mucho mejor. El amor para los pobres o idealistas. Además tenéis a una periodista y a un fotógrafo en la trastienda. Ya tuviste de eso en la Universidad, con un compañero, ¿verdad Frank? Claire, sin embargo, es un reto. Probablemente la única persona que respetas y temes. Esa cara de serena tristeza, de bella resignación, de billete de lotería caducado; la leal Claire que algo esconde, con más determinación y asepsia que su propio marido. Sí, Frank.

houseofcards01

El refugio para descansar de ti mismo, el pequeño restaurante de costillas a las afueras de la ciudad, el lugar donde charlas amigablemente con el propietario como un cliente conocido, -ese sancta sanctorum terapéutico, el paréntesis a tanta maquinación, el pequeño remanso de algo parecido a la paz-, violentado por la presencia de tu fabulosa némesis, el multimillonario de bigotito inocente y familia tradicional y aburrida, íntimo amigo y patrocinador del Presidente. Se acabó el juego, Frank, lo saben todo, o casi todo.

Las artimañas son los hilos que te sujetan como marioneta. La marioneta que mueve otra marioneta. Como un castillo de naipes.

Y ahora mírame y dime que eso es inadmisible, anda.

houseofcards02Escrito por: @jgarpenload (atónito perpetuo)

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s