El dolor de Mary Crawley, piedra angular de Downton Abbey

Han vuelto los Crawley. La cuarta temporada de ‘Downton Abbey’ trae muchas novedades, grandes ausencias y nuevas incorporaciones.

downtonabbey

Regresar a ‘Downton Abbey’ es como volver a casa. Los modales británicos, el té de las cinco, las agudezas de la Condesa Viuda de Gratham, las sábanas almidonadas, los perros de caza y los Crawley. Pero aunque parezca que todo sigue igual, la pérdida sufrida en el especial de Navidad lo ha cambiado todo.

El primo Matthew ya no está. Todos esperábamos ver de qué manera afectaría la baja de Dan Stevens a ‘Downton Abbey’ y los había que pronosticaban un salto del tiburón. La serie, según ellos, ya no sería lo mismo y estaría de capa-caída hasta el fin de sus días.Agoreros. El 22 de septiembre Michelle Dockery apareció vestida de luto, miró al vacío y no solamente transmitió el dolor de Lady Mary. También nos dejó claro que el pilar de ‘Downton  Abbey’ no era su romance: es ella.

DA414974_620x350

El comienzo nos permitió ver a todos los personajes en pocos minutos mientras el espectador recorría los pasillos de la mansión. A partir de aquí, sin embargo, el show  fue de Lady Mary y su incapacidad de superar la muerte de Matthew. Fría, sutil, magistral. Nos recordó algo que casi habíamos olvidado: antes de ser la cálida mujer de Crawley, había sido un témpano de hielo. La escena con Edith en las escaleras bien se encargó de recordarlo. ¿Volvería a ser la chica distante y viperina de los inicios, como bien ella misma temía?

La respuesta es no. La situación de Lady Mary  como “La Viuda de Inglaterra” apunta maneras, sobre todo desde que Matthew dejó escritas sus intenciones con respecto al testamento antes de fallecer en el accidente de automóvil. Así lo demostró su llegada en la comida, donde por fin abandonó el luto. Una historia de superación mucho más agradecida que la de Lord Grantham, cuya actitud respecto a su hija es tan despreciable como comprensible. Encaja dentro del personaje pero se percibe de forma demasiado visible que procura por su bien individual y dan ganas de darle un par de capones la verdad sea dicha.

Si el responsable de la serie tuvo que ponerse creativo para despedir a Matthew Crawley en el especial de Navidad pasado, en el estreno de esta cuarta temporada tocaba ingeniarse una salida viable para O’Brien. ¿La solución? Huye a la India para trabajar para Susan McClare en una trama coherente. O’Brien es una rata y por lo tanto encaja con su perfil, y por lo menos se pudo ver que se sentía halagada por los complementos de la Señora de Flintshire. Adiós y salve a la primera abortista de Yorkshire.

Hay más personas afectadas por la muerte de Matthew: Su mayordomo se ve de golpe y porrazo sin trabajo y una vez más es Lady Violet quien tiene que acudir al rescate. Y además le da tiempo a decir a Maggie Smith un par de frases de esas que hacen tan delicioso su personaje.

promo202342226_648x365_2403768049-hero

Pero si hay alguna trama que destaca por su dramatismo es el encontronazo entre Thomas y la niñera, que pasa de un “Tú a mi no me das órdenes” a escuchar como la segunda maltrata a la pequeña Sybil por ser hija de un chófer- bravo por Cora y su reacción: al enemigo ni agua.

081313_downtown4photos05-580x360

¿Recordáis a la criada que se tiró al cuello de Branson en el Especial de Navidad? Pues parece que ha encontrado la manera de volver a Downton y con más rango que antes. No me gusta nada esta mujer, Branson se merece un poco de felicidad y esta mujer no va a darle más que problemas. Por un lado Por un lado querrá meterse en la cama de Branson y ejercer de madre de un Grantham de sangre, y encima es la nueva aliada de Thomas, más conocido como la semilla del diablo. Todo esto mientras Julian Fellowes describe los pormenores de una casa señorial de principios del siglo XX con más o menos fidelidad histórica.

Tendremos que esperar a la semana que viene para ver qué se trae Fellowes entre manos, pero mientras tanto, nos queda el consuelo de saber que Lady Mary está saliendo del hoyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s