No más personajes malos y escépticos, por favor

houseofcards02Nos gustan los malos. Queremos estudiarlos, explorarlos, entenderlos. Vivimos en una crisis de valores y necesitamos demostrar esa desconfianza a través de las historias que contamos y los personajes de los que hablamos. Pero seamos sinceros ¿No estamos ya un poco cansados?

No necesitamos un Frank Underwood, por mucho que su serie sea fantástica, él un personajazo, y Kevin Spacey haga un papelón para saber que la política esta llena de corruptos sin un ápice de humanidad, que son egoístas, déspotas y que no les importa a quién hundan y pisen para llegar a lo más alto y mantenerse. Lo leemos todos los días en los periódicos.

soprano-tony-y-pato

Tony Soprano fue un gran personaje que nos descubrió los temores de un capo de la mafia y abrió la veda para esta exploración de la maldad más profunda del ser humano. Fue, tal vez, el primer personaje malo en el que vimos algo bueno.

Después vendría el doctor Gregory House y su bordería cinico-hipócrita, porque todo el mundo miente y las personas son tontas. Era divertido e interesante verle en situaciones comprometidas e incómodas. Como no se comportaba como una persona normal, y mandaba a tomar vientos el protocolo social. Cosa que todos hemos querido hacer en un momento u otro.

Con House nos desprendíamos de nuestro odio y rabia, por un mal día, por lo injusto que fuera cualquier cosa que nos hubiera pasado. Nos desprendíamos de nuestra educación, que nos obliga a guardar las maneras aunque no nos apetezca, porque hay que tener respeto y educación. Y nos sentíamos bien.

dexter

Y apareció Dexter Morgan. La serie era un estudio completo de un asesino en serie, un psicópata al que cada temporada querían humanizar un poco pero no podían. Un psicópata no es aquel que solo quiere hacer daño. Es aquel que hace daño y no siente remordimiento, no importa que le den una mujer, hijos o una hermana de los que preocuparse y a quienes cuidar. Quizá uno de los méritos de ‘Dexter’ fue hacernos ver el mundo desde los ojos de un psicópata.

Cosa que ahora trata de hacer Hannibal. Es curioso como antes queríamos que ganara el bueno, y ahora nos dividimos porque una parte de nosotros también quiere que no pierda el malo. Incluso le damos sentimientos que en realidad no tiene. Nos fascinan sus maquinaciones y manipulaciones. Nos hace ver que tal vez no seamos tan distintos. Como decía Sam Winchester en ‘Supernatural’ “Si presiones en el punto indicado toda persona puede convertirse en un asesino”.

Breaking-bad-temporada-5

Y al fin y al cabo ¿No es ese el viaje que realiza Walter White en ‘Breaking Bad’? Un tío que es bastante regular, tirando a pardillo que se va convirtiendo en el malo por antonomasia. Lo peor de todo es que el seguidor quiere que gane, que las cosas le salgan bien, y flipa con sus acciones. Pero ‘Breaking Bad’ tiene truco. Nos metimos por Walter White y nos quedamos por Jesse Pinkman. Porque no solo queremos vivir de maldad. Porque, a pesar de ser naïf, aún queremos que gane el bueno, el que se ha redimido.

Y es que es cierto que buscar la maldad, investigarla, entenderla es interesante. También lo es explorar y comprender la bondad o la esperanza. Hemos tocado fondo. Hemos llegado hasta el final de la cueva, a la oscuridad más profunda. Es hora de volver. Regresar a la luz y tal vez ¿por qué no? Encontrar un sitio intermedio en el que no todo sea claro ni oscuro.

Si realmente queremos reflejar el comportamiento humano ¿No deberíamos hacer eso? ¿Por qué va a ser más interesante un malo que un bueno si todos tenemos algo de ambos? Hay un momento para protestar a través de los personajes yendo al lado oscuro. Pero también hay un momento para retornar a la claridad. Ya ha habido muchos escépticos y malos. Seguimos adorando a los Underwood, House, Morgan, Whites y Lecters. Pero es hora de que vuelvan los Bartlets, McAvoys y Coulsons.

presidente-bartlet

2 comentarios

  1. […] Ocho temporadas estuvo en emisión ‘House’, la serie protagonizada por Hugh Laurie, en la que encarnaba a un antipático y a la vez, brillante médico y que adaptaba de una manera peculiar el icónico Sherlock Holmes. 177 episodios componen esta serie, que se alzó, por méritos propios, con varios premios Emmy y Globos de oro. House se mantuvo en la parrilla de Fox desde el 2004 hasta el 2012 y 10 años después, la ficción sigue estando de plena actualidad,siendo una de las series que dio pistoletazo de salida a la pasión televisiva por los antihéroes’. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s