¿WTF Awkward?

Acaba de terminar la cuarta temporada de La Chica Invisible que pronto emitirá MTV España. Y estamos muy decepcionados

Awkward

No sabemos si ha sido por el cambio de showrunner, las series siempre sufren trastornos cuando alguien del equipo se va o llega alguien nuevo, Awkward no ha sido distinta, y la transformación ha ido a mucho peor.

La cuarta temporada de La chica invisible comenzó bien, no eran episodios para partirse de risa, pero eran entretenidos. Recuperaba el espíritu de las primeras temporadas y Jenna no era tan insoportable como en la tercera temporada. Pero poco a poco se veían las deficiencias y los problemas que causarían los nuevos integrantes del grupo.

Al menos la tercera temporada acababa bien. Después de todos los marrones, los errores, las frustraciones podías empatizar con todos los personajes. Con la cuarta temporada acabas frustrada, cabreada y sin querer volver a ver la serie. Porque todos son idiotas y egoístas. No puedes empatizar con ningún. Toda la madurez que habían aprendido al final de la última temporada se va por el retrete. Dan ganas de darles de tortas, a todos, sin parar.

¿Hemos comentado ya que los nuevos personajes son insufribles? Los dos fumetas traídos para las tramas más ligeras como alivio cómico creando problemas enervan más que hacer reír. El hermano de Lissa, cuya gracia es que es más instruido que la pija rubia católica, está bien como anécdota al principio pero al final simplemente es cansino.

Awkkward301

Y la trama de Eva, simplemente es una rallada. Por una vez Jenna y Sadie tienen razón y aún ni por esas se unen. Aunque parece que en la última escena empiezan dejar a un lado las diferencias y a tener cierto aprecio la una por la otra. Matty que parecía un tío centrado se vuelve un estúpido que no hace caso de sus amigos, se comporta igual que Jenna en la temporada anterior. Y no ganan, cuando están a punto de descubrir a Eva esta consigue salirse con la suya. Sabíamos desde el principio que iba a traer problemas pero es que la historia es tan exagera que no es verosímil, está tan fuera de la realidad.

Awkward nunca ha pretendido ser un reflejo fiel de la adolescencia, pero tenía calidad. Después de la tercera temporada, que no fue la mejor, pero tal vez sí la más acertada compararla con la cuarta deja a esta última por los suelos. Las tramas se les han ido de las manos y parece que los guionistas se han colocado demasiado y han escrito un viaje alucinógeno que nos han obligado a tragar. La calidad de la última temporada de La chica invisible se esfuma episodio tras episodio y recorre los pasos que en su día realizó la serie de adolescente ‘Popular’.

Esperemos que sepan arreglar este desaguisado. Porque parece que quien se ha hecho cargo de esta última temporada de La chica invisible no conoce la serie, ni los personajes y desde luego no les quiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s