Graceland nos enseña que cuanto más alto llegas más duele la caída

Mike Warren y Paul Briggs reciben una lección de humildad en la segunda temporada de la serie policiaca

graceland_aspot_2490x1418_keyart_v6_cont

Esta temporada de Graceland la casa de federales se enfrenta a narcos y tráfico de mujeres (niñas). Aunque Mike y Paul crean que lo tienen todo controlado, lo cierto es que no

Paul comienza teniendo pesadillas por la muerte de Juan Badillo, el agente que se disfrazó de Jingles en la primera temporada para desenmascarar a Briggs y acabó enterrado en el desierto de México.

La culpabilidad que carcome a Paul crece cuando descubre que Charlie intenta ponerse en contacto con la viuda del agente, y más cuando descubre que la mujer ha vuelto a beber. Pero la espiral de desprecio continua. La cinta donde Badillo había grabado lo ocurrido desaparece y finalmente conocemos que ha caído en manos de Charlie, quien se ha pasado toda la temporada pidiendo a Briggs ser honesto con ella. El embarazo de la agente del FBI empeora la situación, pues aún quiere a Paul y es el padre de su hijo pero al mismo tiempo le odia por ocultarle la verdad y porque por dentro sospecha que era Odin todo el tiempo.

Graceland-T202

Por su parte Mike, que ya tiene un puesto importante en la sede de Washington del FBI regresa por los buses, vehículos que los narcos utilizan para pasar su mercancia por la frontera de México. Lo que hace que Johnny se meta encubierto con el enemigo y acabe enamorándose de la hija del narco. Como todos comprendemos esa relación no va a acabar bien.

Tampoco parece que vaya por buen camino la de Mike y Paige. Menos cuando Mike deja a las chicas a las que están vendiendo a pervertidos por cazar al policia complice de los narcos y a los narcos mejicanos. Paige está más cabreada y dolida pues hizo una promesa a una de las chicas y esta murió, y lo que es peor, Mike encubrió ese asesinato.

Y a todo esto Jakes, que iba a dejar la casa para estar con su hijo tiene que regresar porque su hijo no sabe quién es y su mujer le ha puesto una orden de alejamiento.

GracelandT201

Parece que los creadores de Graceland no aprendieron de los errores de la primera temporada. Aunque sí es cierto que en esta le han dado más protagonismo a los actores o personajes secundarios, siempre hemos creído que las historias de Johnny, Jakes, Charlie y Paige eran mucho más interesantes que las de Mike y Paul y la segunda temporada confirma nuestras creencias. Quizá la razón sea que Mike y Paul llevan el peso de la trama principal de la serie. Aunque no es que las otras tramas sean menos densas.

Aunque en Graceland no se salva nadie. Eso de estar siempre infiltrados y contando mentiras ha llegado incluso a la casa de agentes federales. Una casa que debería ser el símbolo del respeto, la hermandad y el trabajo en equipo. Sin embargo en Graceland cada uno va por su lado mirando lo mejor para sus intereses.

Graceland-T203

No tiene que ver nada con la casa que vimos en la primera temporada. Todos van por detrás, las colaboraciones son forzosas por órdenes de mandos superiores o por chantajes. Lo que sí es cierto es que en esta temporada Mike y Paul han picado de soberbia y se ha visto reflejado en el resultado final.

En definitiva, Graceland sigue cometiendo los mismos errores del año pasado y les ha sumado unos cuantos más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s