‘Defiance’ se mira en el espejo de ‘Juego de Tronos’ en su tercera temporada

Defiance

Dos episodios han bastado para confirmar que Defiance ha tomado un nuevo rumbo, no tanto en lo artístico sino en el tono de una producción que claramente quiere ser más oscura y cruenta de lo que había sido en sus primeras temporadas.

No nos vamos a engañar, hasta ahora la trayectoria de la serie había sido un tanto errática, comenzando por un piloto explosivo –y muy caro- que no fue continuado con la misma ambición, lo cual repercutió en los estándares de calidad que se habían marcado.

La ficción de Syfy quemó muy pronto sus barcos, ofreciendo al espectador antes de tiempo algunas de las claves de la trama central cuyos misterios a priori parecía que iban a ser el principal interés de la misma. Eso, unido al apresurado final de varios de sus villanos, acabaron por configurar una producción un tanto decepcionante que se acomodaba en el peldaño más ingenuo de la ciencia ficción con cierto conformismo.

Defiance

No ocurrió lo mismo con su segunda temporada, bastante mejor enfocada, que sacaba partido a sus personajes más interesantes, como los Tarr, y que supo atar con bastante acierto varios puntos de la historia que cada vez se veían más dispersos. También incorporó algunos giros atrayentes como el recién descubierto lado oscuro de la joven Christie y que apuntaban a ser determinantes en los sucesos futuros, aunque el brutal inicio de la tercera temporada ha vuelto a poner los planes de los responsables de la producción en tela de juicio.

Porque sí, aquello que más nos ha sorprendido ha sido la ejecución un tanto gratuita de los integrantes de la familia McCawley, comenzando por el joven Quentin, recuperado para la serie tras abandonar Defiance en busca de su madre y la verdad sobre su pasado, que es asesinado con un disparo en la cabeza. Su padre, el viejo Rafe que hasta este momento había sido uno de los personajes fundamentales en el devenir de los acontecimientos y en el que recaía gran parte del dramatismo de la ficción, también es tiroteado interrumpiendo así su último intento por cobrarse algo de venganza.

 Defiance

Claro que nada comparado con el destino de su hija, Christie, quien después de esconder a su bebé en la casa es degollada por una Stahma debidamente intimidada ante los ojos de Alak. Un final atroz para un clan que tantísimos minutos en pantalla había acumulado desde que la serie empezase a rodar y que, al parecer, ya no encajaba con ese nuevo tono con el que sus guionistas tratarán de encontrar por fin esa identidad para su producción que no acaban de hallar.

Porque, tras dos años parcialmente a la deriva, no podemos evitar pensar que el planteamiento de este primer gran shock para el espectador es debido a que Defiance busca hacer uso de algunas de las fórmulas más exitosas de la actual propuesta televisiva, tendencias que al parecer crean afición como es la de sacrificar a personajes principales de manera inesperada con el fin de sobresaltar a los más fieles y de paso hacer algo de ruido, que siempre viene bien.

Sin embargo, que tantas series adopten este tipo de ardides también es algo peligroso. No todo lo que llega a la pequeña pantalla ha de ser Juego de Tronos, sacar de la serie a un personaje protagonista pocas veces debería ser algo arbitrario, sino una decisión lógica de aquellos que escriben los libretos en función del legado que haya dejado en el universo que ayudó a crear o de si por fin es conveniente poner un punto y final a una trama que ha sido bien estructurada.

Defiance

¿Ha sido el caso de los McCawley? Lo dudo, y aunque la historia que se ha ido confeccionando para ellos nunca haya acabado de cuajar o de resultar lo suficientemente emocionante, la sensación que nos ha dejado su muerte ha sido que, ante la dificultad de revitalizar su papel en los eventos que están por venir, se ha hecho un “borrón y cuenta nueva” en toda regla desechando cualquier atisbo de su progresión.

Defiance ha vuelto optando por subir descaradamente su nivel de violencia, rompiendo algunas de sus bases más descafeinadas e introduciendo a un antagonista como nunca lo había habido. El General Rahm Tak hace gala de un sadismo extremo y un desprecio absoluto por aquellos que no pertenecen al Colectivo Votan. Es inteligente y, lejos de dejarse llevar por arrebatos de ira, utiliza sus sutilezas y sus dotes para la manipulación con el fin de hacer sufrir a sus cautivos, lo cual parece deleitarle infinitamente. ¿Os suena algo de esto?

 Defiance

Su ejército, que marcha con el propósito de masacrar a todo ser humano de la ciudad que pone nombre a la serie, es una pieza fundamental en el nuevo rumbo que se está tomando, sólo hace falta fijarse en esas cabezas cortadas y putrefactas que exhiben en sus vehículos y en sus campamentos y que son un buen ejemplo de las pinceladas de gore y salvajismo que tímidamente se van introduciendo.

A todo lo que hemos comentado hasta ahora hay que añadir algunas escenas destinadas a reforzar ese nuevo carácter violento y sobrecogedor como el asesinato de dos inocentes en una caravana aparcada en la nieve que por un momento nos hizo pensar que estábamos viendo Fargo, la muerte del niño cuya cabeza es atravesada por una barra de hierro, Nolan dejando a un lado sus habituales remilgos de guardián del orden abatiendo al tirador sin fijarse en que se estaba rindiendo o la mutilación de la doctora rodada como si de una violación se tratase.

Es cierto que pese a lo que pueda parecer, no todas las decisiones que se han tomado han perjudicado a la serie. Abandonar el tedioso enfoque místico de las primeras temporadas le ha venido muy bien, tanto como dotar a sus capítulos de mayor continuidad. Las nuevas amenazas carecen de los requiebros de las anteriores y resultan mucho más excitantes, tanto en el caso del convoy de Rahm Tak como el de esos seres púrpura dados al canibalismo y al sometimiento de las otras razas del universo.

Defiance

Hay motivos para prestar atención a este nueva tanda de episodios, pese a que en definitiva haya confirmado lo que desde hacía tiempo veníamos avisando, que Defiance ha sido víctima de una nefasta planificación y que se está viendo obligada a reconvertirse aceleradamente en pos ampliar la audiencia a la que va dirigida. Veremos si lo consigue.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s