Defiance, ¿quién dijo que a la tercera iba la vencida?

Defiance Season 3

No hace falta haber heredado la perspicacia de la matriarca de la familia Tarr para darse cuenta de que la trayectoria de la serie de SyFy está siendo de lo más irregular desde su mismo inicio. Animados por su prometedor piloto fuimos muchos los que vimos en Defiance la oportunidad de introducirnos en un universo de ciencia ficción con la suficiente profundidad como para perdurar en la pequeña pantalla y así alzarse sobre el resto de exponentes de un género que, pese a que está volviendo con fuerza, no consigue encontrar un referente cautivador.

Durante la primera temporada fuimos testigos de una historia carente de garra, con tramas demasiado intrascendentes y que se interrumpían con giros que no resultaban del todo satisfactorios. Sus problemas de ritmo y diversas lagunas en los guiones un tanto alarmantes fueron en parte solucionados al año siguiente, con una tanda de episodios que sacaron mucho más provecho al carácter de los protagonistas y que ataron muchos cabos de manera sorprendentemente convincente.

Defiance Season 3

El cliffhanger que sirvió de cierre y que contó con una invitada muy especial consiguió no sólo que apuntásemos en nuestra agenda el regreso de la ficción de cara al verano siguiente, sino que además nos hizo especular con un salto de calidad definitivo en la tercera temporada. No era una quimera, pues en realidad es bastante común el que una serie de estas características requiera de cierto tiempo hasta encontrar la fórmula más adecuada para despegar.

Sin embargo, la fragilidad en su ejecución y esa sensación de “ensayo y error” que hemos tenido durante los últimos capítulos emitidos nos han supuesto una severa decepción. La aparente necesidad imperiosa por subirse al carro de muchas de las series del momento han hecho que su equipo haya tomado decisiones cuanto menos cuestionables, tanto a nivel artístico como narrativo.

La apresurada muerte de la familia McCawley, que nos dejó dándole vueltas a si en algún momento habrían formado parte del juego de tronos, o el evidente aumento del gore en pantalla –las cabezas clavadas en las picas en el campamento del general Rahm Tak, la muerte del niño atravesado por una barra de metal, los cuerpos desmembrados de las víctimas de los Omecs– tuvieron como propósito provocar una reacción en una audiencia que hasta ahora se había mantenido casi impasible ante los acontecimientos que se sucedían en la serie.

Defiance Season 3

Tampoco podemos obviar que no sólo se ha recuperado cierto morbo que parecía haberse suavizado con el paso de los capítulos, sino que además ha ido in crescendo hasta alcanzar los límites no escritos que pocas ficciones se atreven a sobrepasar. Haciendo un repaso rápido, hemos presenciado cómo la sibilina Stahma Tarr mantenía relaciones sexuales con T’evgin forzando el consentimiento de su marido por el bien de los suyos; cómo el propio líder de los Omecs sobrepasaba la vínculo paterno-filial con su hija Kindzi; la mutilación de la doctora Yewll a manos de Nolan y la alcaldesa para salvar a su prisionera en lo que bien podría interpretarse como una violación; e incluso el asesinato post-coito de la esposa de Rahm Tak por su propio marido.

Todas y cada una de estos recursos se han visto forzados, introducidos más como herramientas para captar la atención de los indecisos espectadores que como parte de la identidad de la producción. Esto, unido a la temprana conclusión del asalto de las fuerzas del colectivo Votan liderado por su sanguinario caudillo que bien podría haber configurado la trama central de esta tercera temporada en detrimento de los Omecs y el tedioso papel de personajes como Irisa –totalmente difuminada- o Berlin en la guerra no le han hecho ningún bien a la serie.

nup_167367_0810

Siempre nos quedarán sujetos tan fascinantes como Datak Tarr, que protagoniza algunos momentos realmente formidables, o fragmentos del relato que, siendo sinceros, cumplen su función de entretener más allá de la solidez del conjunto que podría haber dado más de sí. Mucho más.

El final de temporada bien podría ser el de la serie, sin que esto signifique que haya habido confirmación alguna al respecto. Nolan el fugitivo abandonando el planeta en su última gran aventura entre las estrellas, su hija elegida nueva guardiana del orden en la ciudad, los Tarr expiando sus pecados y demostrando su fidelidad a Defiance y a los que allí moran y por supuesto el planeta Tierra salvado de la invasión de la raza más voraz del universo. Sonó a despedida, y no extrañaría nada que la cadena decidiese derivar estos recursos en Dark Matter, cuyo debut parece haber convencido. ¿Volveremos a ver el arco de San Luis reconstruido de aquí a un año? Toca esperar noticias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s