Teen Wolf. Entre quimeras y bestias

teen-wolf-s501

En la última temporada de Teen Wolf, que puedes ver en XTRM, Scott McCall, Stiles y Lydia Martin se enfrenta a su enemigo más grande, fuerte y feroz.

No tengo claro si Jeff Davis sabía lo que estaba haciendo desde el principio de la quinta tanda de episodios de Teen Wolf, o fue improvisando a partir de la segunda mitad de la temporada. Parece que al final decidió tirar por un camino, y se sacó un as de la manga a última hora pensando que nos iba a engañar a todos con eso de “esta era nuestra idea desde el principio”. No me lo creo.

Durante la primera mitad de la quinta temporada de Teen Wolf la amistad del grupo se ponía en juego con la llega de Theo. Un personaje muy poco carismático al que daban ganas de reventarle la cara cada vez que aparecía por pantalla. Además jugaban a que era ambiguo cuando desde el segundo uno ya sabías que era malo. Te parecía increíble que Scott, Lydia, Malía, Liam y Kira confiaran en él. Por supuesto, Stiles era el único que no se fiaba del chico nuevo. (Por mucho que en la segunda mitad Scott dijera que Stiles confió también. Jeff, leéte tus propios guiones, Stiles nunca se fío de Theo). Stiles tenía razón, porque Stiles siempre tiene razón, y Scott debería saber ya eso y no fiarse de extraños más que de su mejor amigo.

teen-wolf-s503

Todo los personajes pasan por su propio infierno: Liam y el primer amor, Hayden, que además es una quimera. Lydia se vuelve loca y debe aprender a controlar sus poderes de banshee. La madre biológica de Malía quiere matarla. Scott pierde a su manada y lo que es peor, a sus amigos. Y Stiles mata a un chico por accidente. Vamos, estaba huyendo del chico quimera que quería matarle y al agarrarse a una estantería se le caen unas barras de metal en el chico.

Quimeras, bestias, doctores malvados, la loba del desierto, Perros del infierno, skinwalkers, Ducelion, Argents, banshees todos se han unido en Bacon Hills formando un mix de tramas, leyendas, historias y monstruos, con los que daba la impresión que Jeff Davis no sabía qué hacer. Demasiados malvados, demasiados monstruos, demasiadas tramas que no han sabido unir y que nos han dejado con una temporada muy mala y un final muy regulero. Y digo regulero porque Jeff Davis sabe escribir finales, y el último episodio de la temporada está bien y la última escena recuerda a la del final de la tercera temporada. Y es que Jeff Davis sabe acabar muy bien las temporadas, con escenas que hacen querer volver la temporada siguiente.

teen-wolf-s502

Me estaré volviendo mayor, pero Liam y sus historias me aburren, mucho. Odio Eichen House, por favor que dejen de utilizarlo. Conocer el principio de los Argents ha sido interesante, como descubrir, ¡por fin!, que es Parrish. Pero lo mejor de todo ha sido el proceso de pérdida y recuperación de amigos. Al fin y al cabo Teen Wolf va de eso, de la amistad. Y debería centrarse en los personajes originales Scott McCall, Stiles y Lydia Martin.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s