Los 16 bikinis más icónicos del cine

5 de julio, o lo que es lo mismo: el día mundial del bikini. Esa prenda que tan pronto nos sirve para soportar las olas de calor propias del verano que para servir de inspiración a cineastas de todas las épocas para crear escenas para el recuerdo. Celebramos su día recordando alguno de los bikinis más memorables del Séptimo Arte.

Ursula Andress, Dr. No


Honey Ryder (Ursula Andress) es la chica Bond original y su bikini ha inspirado a muchas otras después de ella. Y es que su imagen saliendo del agua es inolvidable e inigualable.

Brigitte Bardot, Y Dios creó a la Mujer

Bardot no inventó el bikini, pero desde luego sabía llevarlo como nadie. De hecho, popularizó la prenda cuando apareció en esta película de 1956. Mientras la gente del mundo de la moda estaba ocupada condenando el bikini, ella aprovechó para crear un mayor interés en este tipo de bañador en Europa y Estados Unidos.

Carrie Fisher, El Retorno del Jedi


Ella lo odiaba, pero el bikini dorado se grabó en las retinas de toda una generación, y de dos, y de tres… De hecho, es uno de los cosplays más habituales en cualquier convención que se precie.

Nicollette Sheridan , Juegos de amor en la universidad

En esta comedia que es la quintaesencia de los 90 básicamente John Cusack hace autoestop a través de todo el país con la intención de acostarse con una chica a la que sus amigos han apodado “The Sure Thing”. Con su bikini blanco, Sheridan representa la última tentación.

Tara Reid, El gran Lebowski

Bunny Lebowski siempre será la chica con el bikini verde lima que pidió The Dude a que soplara en sus uñas de los pies recién pintadas.

Kate Bosworth, En el filo de las olas


El primer protagonista de Bosworth vino envuelto en un bikini. Kate surfeaba como la que más con su dos piezas desparejado y animaba a toda a una generación de jóvenes surfistas.

Jessica Alba, Into the Blue


A nadie le sorprendió que después de esta película Jessica Alba comenzara a ser descrita como sex symbol. Mientras lucía absolutamente espectacular a Alba le daba tiempo a vencer a unos hombres con un gancho y dejar que los tiburones tigre le terminaran el trabajo sucio. Y eso que la pobre muchacha sólo quería bucear un poco.

Halle Berry, Muere otro día


Ah, el bikini naranja. Berry rendía homenaje a Ursula Andrews y salía más que airosa en Muere otro día.

Selena Gomez, Vanessa Hudgens, Ashley Benson y Rachel Korine; Spring Breakers

Hay quien adora la película y quien la considera un bodrio absoluto. Pero de lo que no cabe duda es de que la imagen de las cuatro chicas con sus bikinis de colores neón y sus zapatillas se convirtió en la más representativa de todas.

Salma Hayek , Abierto hasta el amanecer


Casi cinco años antes de que Britney Spears lo diese todo en los MTV con una serpiente gigante albina, Hayek ya era la reina de ese look . En uno de sus primeros papeles en Hollywood, la actriz se mostraba en bikini en toda su gloria y llevaba a los hombres a la perdición en este clásico de culto.

Demi Moore , Los Ángeles de Charlie: Al límite

Moore sabía llevar el bikini mejor que las tres ángeles de Charlie juntas y le bastaron 5 minutos de escena en la playa para demostrarlo sin ningún género de duda.

Denise Richards, Juegos Salvajes

Hay una persona que hacía que Juegos salvajes no fuese de cabeza al olvido: Denise Richards. El bikini que llevaba esta moderna femme fatale era inolvidable.

.
Angelina Jolie, Lara Croft: Tomb Raider

Lara Croft, un bikini negro y la mirada intensa de Angelina Jolie. El combo era devastador, las cosas como son, el caso es que el bikini de la heroína más famosa de los videojuegos se ha ganado un puesto en nuestra lista.
Gloria Hendry, Vive y deja morir


La chica Bond que sompió barreras. En su bikini tie-dye se convirtió en la primera chica afroamericana en tener un affair con un 007 que hasta entonces había tenido unos gustos digamos, limitaditos. Hendry estaba en forma, era dura y sabía cómo lucir un bikini llevando un arma de asalto.
Ann-Margret ,The Swinger

The Swinger se podría haber hecho perfectamente en nuestros días y cuesta creer que sea de 1966. El personaje de Ann-Magret intenta impresionar a una revista llamada Girl-Lure ¿Cómo lo hace? Finge que es una swinger y “organiza” una orgía en su casa. A lo largo de la película la actriz enfundada en un bikini dorado redefine el significado de la palabra tabú.

Raquel Welch, Hace un millón de años

Raquel Welch hizo su debut como sex-symbol enfundada en un bikini prehistórico. La respuesta al look más propio de una pin up que de una cavernícola no se hizo esperar: la película fue todo un éxito de taquilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s