Actores que casi consiguieron el papel, pero se quedaron por el camino

Cuando por fin se lanza una serie o una película, inmediatamente asociamos a los actores con sus personajes y no nos imaginamos que nadie más lo hubiera podido interpretar. Pero lo cierto es que los creadores  y productores dan muchas vueltas antes de encontrar a la persona perfecta, y muchas veces las opciones anteriores son, cuanto menos, curiosas.

Katie Holmes – Buffy the Vampire Slayer

Ahora ya nadie se imagina a Buffy Summers con otro rostro que no sea el de Sarah Michelle Gellar, pero la verdad es que no fue la primera opción. En su momento, antes de estrenarse,  ‘Buffy Cazavampiros’ no era considerada precisamente como un caballo ganador y  Katie Holmes rechazó varias veces el papel porque prefería terminar el instituto, de hecho el mismo director de casting la contrataría después para ‘Dawson Crece’. Después de elegir a Gellar, otras actrices que habían sido firmes candidatas para el papel acabaron en papeles secundarios como Julie Benz y Charisma Carpenter.

Sissy Spacek- La Guerra de las Galaxias

No es ningún secreto que George Lucas y Brian de Palma realizaron en el mismo sitio los castings para La Guerra de las Galaxias y para Carrie. Ambas actrices se presentaron a dichas pruebas. Aunque en aquel momento Fisher parecía predestinada a protagonizar la película con la que compartía nombre al final, y tras largas deliberaciones, Sissy Spacek acabó en el thriller  De Palma y Carrie Fisher se convirtió en nuestra Princesa Leia. Y los espectadores tan contentos.

David Tennant – Hannibal

David Tennant está en la memoria de muchos seriéfilos como el divertido e imprevisible Doctor de Doctor Who, pero desde luego – y pese a su gran papel como Killgrave-  no tiene la imagen que asociamos al asesino en serie más famoso de la ficción: Hannibal Lecter. Pero el hecho es Tennant fue uno de los nombres que sonó con más fuerza antes de que Mad Mikkelsen fuese elegido para interpretar a Lecter, y Bryan Fuller intentó llevarle a la serie como invitado pero el trabajo de Tennant en Broadchurch impidió que Fuller lo consiguiese para la segunda temporada. 

John Cusak- Breaking Bad

Decir que AMC estaba nerviosa durante la etapa de desarrollo de Breaking Bad es  quedarnos cortos. Por lo tanto, como casi siempre en estos casos, la cadena quería forzar contratar una cara conocida, muy conocida a poder ser. Por lo tanto el papel de Walter White se ofreció a John Cusak y Matthew Broderick, pero afortunadamente Vince Gilligan se salió con la suya y consiguió contratar a Bryan Cranston después de  convencer a los ejecutivos de que viesen su interpretación en el capítulo de Expediente X, “Drive”.

Seth Rogen – The Office

Rogen audicionó para el papel de Dwight en la versión americana de The Office y vista la prueba , que pulula por internet desde hace un tiempo, podemos decir sin temor a equivocarnos que definitivamente no era el adecuado para el papel. Casualidades de la vida, acabaría compartiendo pantalla con Steve Carrell el mismo año del debut de The Office en  la película Virgen a los 40.

Allie Hamilton – El Diario de Noa

Después de Crossroads, Britney Spears estaba decidida a convertirse en una protagonista romántica a tener en cuenta. Esto se tradujo en que al estrella puso todo su empeño en compartir pantalla con Ryan Gosling en la adaptación más popular hasta la fecha de una novela de Nicholas Sparks. Al final fue Rachel McAdams quien se llevó el gato al agua, algo que no es sorprendente si has visto la película.

Michael Keaton – Perdidos

En un principio Jack Shephard iba a morir en el piloto de ‘Perdidos’ y por eso los productores estaban buscando un gran nombre para interpretar el papel. Keaton nunca iba a firmar un contrato de cinco temporadas; por eso, cuando se tomó la decisión de salvarle la vida a Jack, él abandonó el barco. “Un show de una hora a la semana… Tengo cosas que hacer, una vida. ¿Cuando podría ir a pescar?” dijo.

Pamela Anderson – Expediente X

Si pensabais que las elecciones anteriores eran raras, esperad a leer esta: según la propia Gillian Anderson, ella no era la primera opción para interpretar a la agente especial del FBI Dana Scully, la primera en la línea de salida no era otra que Pamela Anderson.

“Buscaban a alguien con más pecho, más alta, de piernas más largas que yo. No podían entender como David (Duchovny) y yo podríamos tener el mismo éxito” reveló Gillian Anderson.

 

Meryl Streep -Alien

La teniente Ripley sigue siendo  a día de hoy uno de los personajes más influyentes en la historia de Hollywood. Y hubiera podido tener la cara ni más ni menos que de Meryl Streep, que llegó a la fase final de casting. Al final Sigourney Weaver fue elegida como la Reina Alien y siete años después era nominada al Oscar por la secuela dirigida por James Cameron.

 

Hank Azaria -Friends

El actor Hank Azaria reveló que audicionó no una sino dos veces, sin éxito, para el papel de Joey Tribbiani en Friends. El acabaría interpretando al novio científico de Phoebe en la ficción y nosotros ya no nos imaginamos a nadie que no sea Matt LeBlanc en la piel de Joey.

 

Amanda Walsh – The Big Bang Theory

El personaje de Penny tal y como lo conocemos fue modificado en la ‘sitcom’. Originalmente, chica del grupo iba a ser conocida como Katie y había sido descrita como mucho más cínica, bebedora compulsiva, conocedora de la calle y ex trabajadora de un salón de belleza. De hecho, en el episodio piloto alternativo The Big Bang Theory Katie fue interpretada por Amanda Walsh. Vieron el personaje demasiado agresivo y cambió a la Penny que conocemos hoy en día interpretada por Kaley Cuoco.

 

John Hawkes – The Walking Dead

El megalómano Gobernador de The Walking Dead podría haber tenido un aspecto muy distinto a cómo finalmente lo conocimos los espectadores. Hawkes se había hecho notar hace unos años interpretando personajes en los que no confiarías ni aunque te diesen un bonus por hacerlo, por ejemplo en películas como Winter’s bone. Es fácil entender que los productores de The Walking Dead le quisieran fichar para interpretar al inquietante personaje, pero el actor rechazó el papel muy diplomáticamente explicando que “no sentía como si fuese adecuado para él”, y David Morrissey hizo un papel increíble en su lugar.

Helen McCrory – Bellatrix Lestrange

Helena Bonham Carter no fue la primera elección para ser Bellatrix Lestrange. Te dejamos un momento para que lo asimiles. La encargada de dar vida a la seguidora más excéntrica y loca del señor tenebrosa iba a ser  Helen McCrory, pero su primer embarazo la obligó a renunciar a protagonizar a Lestrange en Harry Potter y la Orden del Fénix.  Ahí entró Boham-Carter en escena, que hizo suyo el papel y McCrory acabó poniendo rostro a la hermana de Lestrange: Narcissa Malfoy.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s