La LEGO Ninjago Película El Videojuego: ninjas desenfrenados

Con la llegada de La LEGO Ninjago película a los cines TT Games nos invita a sumergirnos en una aventura con mucho sentido del humor en la que, faltaría más, emularemos a nuestros héroes del celuloide en su búsqueda del arma definitiva con la que salvar su pacífica ciudad de los sucesivos ataques del malvado Garmadon y su ejército Tiburón.

De forma sorprendente y al contrario de lo que ocurrió con Batman La LEGO película, que contó con su propio Story Pack para LEGO Dimensions, sus responsables han optado por lanzar un título independiente tal y como ocurrió hace algunos años tras el estreno de La LEGO película, en la que por cierto también se utilizaban cortes del propio metraje de la cinta como recurso a la hora de sustentar la narrativa del videojuego.

Pese a que la fórmula de esta línea de juegos apenas ha cambiado desde la consolidación de un modelo que el estudio británico lleva años explotando satisfactoriamente, nos gusta que LEGO Ninjago procure experimentar en algunos de sus aspectos dotando de personalidad a su propuesta, algo encomiable y más teniendo en cuenta el considerable número de títulos y las múltiples licencias que a estas alturas acumula la saga.

En primer lugar y dentro de la simpleza de la que siempre han hecho gala los juegos de LEGO, se ha querido profundizar más de lo normal en un sistema de combate que encajase con lo que cabría esperar de un universo en el que las artes marciales juegan un papel fundamental. De esta manera, nada más empezar el juego nos pondremos en manos de nuestro sensei para aprender toda una serie de movimientos de ataque en el dojo, como encadenar golpes con los puños, embestir a nuestro contrincante, lanzar una patada en el aire o ejecutar un doble salto para dejarnos caer e impactar con fuerza en el suelo aturdiendo a los enemigos que se encuentren a nuestro alrededor.

Una vez vayamos completando objetivos en el modo historia iremos ganando las llamadas fichas de ninjenio, que nos servirán para desbloquear mejoras para todas estas destrezas y que introducen un ligero toque RPG en las mecánicas del juego. Ir ampliando el árbol de aptitudes nos facilitará plantar cara a toda una serie de rivales que serán capaces de parar nuestros golpes si abusamos de un mismo tipo de ataque, por lo que deberemos ir intercalando nuestras diferentes técnicas si queremos salir victoriosos de combates un poco más desafiantes de lo acostumbrado.

En las secciones de plataformas también hay novedades, como la posibilidad de correr por las paredes al más puro estilo Prince of Persia, mientras que la resolución de puzles depende en gran medida de las habilidades propias de cada ninja. Congelar una cascada para abrir un nuevo paso, cortar juncos con precisión haciendo uso de la espada, girar engranajes encajando nuestro bastón en la maquinaria o lanzar ráfagas de fuego o agua son acciones que requerirán escoger el personaje adecuado una vez haya aprendido sus mejores trucos.

Por otro lado, si bien la gran mayoría de los juegos de LEGO suelen incluir un vasto mundo abierto que recorrer a nuestro antojo y desde el que se puede acceder a los niveles principales de la campaña, en esta ocasión se ha hecho un esfuerzo por difuminar la línea que separa la vertiente del juego libre de las fases estancas.

De esta manera, los escenarios a los que accedemos al emprender cada una de las misiones que componen la historia se desbloquearán dando la oportunidad de regresar en cualquier momento para seguir explorando todos sus recovecos, completar desafíos y encontrar los coleccionables ocultos una vez vayamos adquiriendo nuevos personajes con los que realizar acciones especiales en puntos concretos.

¿Qué implica esta decisión? Pues que por primera vez no es necesario jugar una y otra vez los niveles propios de la campaña –aunque se nos da la posibilidad de repetirlos cuando queramos- para recoger todos los ítems, lo cual siempre ha sido la clave de la rejugabilidad de las diferentes entregas de la franquicia. De esta manera, el jugador no sólo tiene la oportunidad de completar los objetivos básicos de la misión sin demasiadas distracciones, sino que además se ahorrará la típica frustración de ir avistando múltiples minikits esparcidos por doquier y que resultan imposibles de alcanzar hasta que hayamos conseguido un plantel más completo.

Conviene matizar que aunque decimos que LEGO Ninjago pone a nuestra disposición un mundo abierto esto no es del todo exacto. No nos encontramos ante esa estupenda recreación de la Tierra Media que pudimos disfrutar en LEGO El Señor de los Anillos, que nos invitaba a caminar desde la Comarca hasta Mordor sin interrupción, más bien ante toda una serie de zonas de gran amplitud pero que requieren ser cargadas de forma independiente, tales como el centro de Ninjago, los muelles de Ninjago, la selva impenetrable… Son ocho en total, muy variadas y lo suficientemente grandes para perdernos durante un buen rato en cada una de ellas, aunque es una lástima que recorrerlos en su totalidad carezca de la continuidad propia de un sandbox, sobre todo teniendo en cuenta que los tiempos de carga son elevados.

En todas estas áreas encontraremos personas con recados para nosotros a cambio de los valiosos ladrillos dorados, tan sencillos como acabar con múltiples enemigos, encontrar a sus amigos perdidos o recolectar materiales esparcidos por las proximidades. También habrá carreras con vehículos, arenas de combate para hasta 4 jugadores en cooperativo local, salas secretas a las que sólo podremos acceder una vez reunamos un número determinado de ladrillos, pergaminos y sobres con personajes que coleccionar y lo más importante, dojos en los que superar pruebas y plantar cara a los guerreros más temibles entre los que se encuentran algunos villanos clásicos que los fans de Ninjago sabrán reconocer.

Hay mucho que hacer antes de completar el cien por cien del juego, aunque como suele ser habitual la cantidad no siempre es sinónimo de calidad, y con el paso de las horas todos estos encargos secundarios acaban haciéndose bastante tediosos, ya que resultan muy básicos y similares entre sí. Una lástima, ya que su función no es otra que enriquecer un título cuya historia principal, en parte por ese enfoque más directo del que hemos hablado, se nos ha hecho un poco corta.

Más allá de todas estas particularidades La LEGO Ninjago Película El Videojuego es una propuesta que a todo el que haya jugado a juegos de esta serie con anterioridad le resultará familiar. Vuelven las fases sobre vehículos, las multiconstrucciones que ya vimos en LEGO Star Wars: el despertar de la fuerza –aunque en esta ocasión no demasiado inspiradas- y en definitiva esa obsesión que transmite por acaparar todas y cada una de las piezas que rebotan en el escenario a cada golpe.

Técnicamente es correcto y hace un buen uso del sello de Ninjago y de los diseños que recientemente hemos podido ver en la gran pantalla, aunque eso sí hemos sufrido alguna que otra bajada de frames severa y visualmente no llega a asombrarnos en nada en especial. De hecho, algunos de los anteriores lanzamientos de LEGO como la ya mencionada entrega de LEGO Star Wars gozaban de efectos y texturas mucho más interesantes, lo cual no deja de ser una pequeña decepción.

También lo es la plantilla de personajes, que aunque sigue siendo generosa contiene figuritas un tanto genéricas y muy poco atrayentes, algo de lo que también adolecía la adaptación de La LEGO película el videojuego en la que más allá de los héroes encontrábamos muchos personajes de relleno.

A nivel sonoro sí deja un buen sabor de boca, pues aprovecha la banda sonora del filme para envolver la aventura en sintonías orientales. Además, todos los diálogos han sido doblados al castellano con voces de gran calidad.

En conclusión, la larga trayectoria de TT Games dando vida a los productos de la compañía juguetera sirve para dotar a La LEGO Ninjago Película del videojuego que merecía. Arrastra algunos de los problemas endémicos de la saga y le ha faltado un poquito de ambición para lograr un título que sobresalga del resto, sin embargo no duda en probar cosas nuevas, tiene un cierto estilo propio y resulta tan entretenido como siempre.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s