Películas y series de la Segunda Guerra Mundial que inspiraron Call of Duty WW2

A menudo la industria del videojuego se ha dejado influenciar por las producciones más sonadas tanto de la pequeña como de la gran pantalla, aquellas que han ofrecido espectáculos tan formidables que merecía la pena replicar dando la oportunidad a los jugadores de sumergirse en algunas de sus secuencias favoritas.

La última entrega de Call of Duty no ha sido una excepción, y tal y como ya ocurrió en el pasado contiene un buen número de guiños y referencias a películas y series de culto, algunos más obvios que otros. Repasemos cuáles son los que más nos han gustado.

El puente de Remagen (1969)

La toma del histórico puente de Remagen, que acontece en el último nivel del juego, fue llevada al cine por John Guillermin. No es uno de los clásicos del cine bélico más recordados, pero es de visionado obligado para los amantes del género en parte gracias al carisma de su trío protagonista, George Segal, Ben Gazzara y un gran Robert Vaughn.

Esta batalla, de suma importancia ya que propició la entrada del ejército estadounidense en el corazón de Alemania atravesando el Rin, merecía sin duda ser incorporada a la campaña del título de Activision. No sólo la arquitectura del puente coincide con el modelo real y el que pudimos ver en el filme, sino que además el momento en el que los soldados deben apresurarse a retirar las cargas que los alemanes han colocado a lo largo de la estructura para demolerla es uno de los momentos más tensos de la cinta. De hecho, al igual que ocurre en los minutos finales, cuando finalmente estallan los explosivos todos los combatientes dan gracias al cielo de que todo siga en pie.

Aliados (2016)

Aunque no se desarrolle en el mismo lugar, la misión secreta que encomiendan a los personajes de Brad Pitt y Marion Cotillard se desarrolla de forma semejante a aquella en la que debemos infiltrarnos en el cuartel general de las fuerzas alemanas en París, la que para muchos es la más destacada del juego.

Cotillard, que también interpreta a una agente de la Resistencia Francesa, ha de ocultar su verdadera identidad e infiltrarse junto a su compañero tras las líneas enemigas con el fin de cometer un atentado contra un alto mando del Reich sin importar lo que suceda a continuación.

Salvar al soldado Ryan (1998)

El oscarizado drama de Steven Spielberg lleva años siendo el referente de cualquier producción ambientada en la Segunda Guerra Mundial, tal fue su excelente pulso narrativo y su brillantez técnica. Precisamente el filme abría con una de las secuencias más crudas y espectaculares de la historia del cine bélico, el desembarco estadounidense en las playas de Normandía.

Soldados saliendo de los vehículos anfibios envueltos en llamas, siendo abatidos a la carrera por el fuego de ametralladoras, perdiendo miembros de su cuerpo con cada impacto de los proyectiles enemigos, parapetándose a duras penas en los rompeolas… Call of Duty WW2 recrea estos angustiosos instantes con un alarde tecnológico y siguiendo punto por punto lo visto en el impactante filme.

El día más largo (1962)

No sería justo otorgar a la obra de Spielberg todo el mérito de la fantástica secuencia del Día D. De hecho, Salvar al soldado Ryan tiene mucho que agradecerles a Ken Annakin, Andrew Marton y a Bernhard Wicki, tres cineastas que casi cuatro décadas antes filmaron El día más largo, una cinta que se centraba en su totalidad en el brutal desembarco en Normandía.

Esta película de carácter pionero quiso ser tan fiel a los eventos ocurridos el 6 de junio de 1944 que contó con verdaderos militares y decenas de asesores para dar credibilidad a sus escenas y construir un retrato humanizado de ambos bandos, algo inaudito teniendo en cuenta los estándares de las superproducciones hollywoodenses de ayer y de hoy.

Un puente lejano (1977)

Otra novela de Cornelius Ryan que, al igual que ocurrió con El día más largo, fue llevada al cine sin escatimar en gastos. No sólo por la envergadura de la propia producción, sino también por la gran cantidad de estrellas que se reunieron en el reparto entre las que cabe destacar a Sean Connery, Michael Caine, Gene Hackman, Anthony Hopkins, Laurence Olivier y Robert Redford.

En Call of Duty WW2 vivimos algunos momentos que nos recuerdan a lo visto en la cinta de Richard Attenborough, como el avance del convoy de blindados sometido a continuos ataques de la artillería o de la aviación o los esfuerzos por tomar el puente fortificado por las tropas alemanas. Las secciones de conducción también se pueden comparar a la escena en la que un temerario James Caan se evade de múltiples soldados enemigos pisando el acelerador en su jeep.

Hermanos de sangre (2001)

La serie de la HBO, que tuvo a Steven Spielberg y a Tom Hanks en labores de producción, poco tiene que envidiar a prácticamente la totalidad de películas estrenadas sobre la Segunda Guerra Mundial. De hecho, al contar con 10 episodios de 60 minutos cada uno la ficción pudo profundizar en los vínculos emocionales que se generaban entre los soldados enviados a combatir a Europa, algo a lo que claramente aspiraba Call of Duty WW2 a la hora de plantear su historia.

Eran muchas las batallas que presenciábamos durante la gran ofensiva estadounidense, pero la que sin duda está mejor reflejada en el juego es la de las Ardenas. La ambientación, con ese bosque helado y esas trincheras cavadas en el frío barro, coinciden a la perfección con los escenarios que aparecían en la serie. Los bombardeos enemigos que obligaban a los combatientes a refugiarse en sus agujeros y los esfuerzos por aguantar las embestidas de los alemanes que trataban por todos los medios a su alcance de romper sus líneas también quedaban representados con todo lujo de detalle.

Cenizas bajo el sol (1958)

Es cierto que el filme de Delmes Daves centraba su trama en la disputa de Frank Sinatra y Tony Curtis por los afectos de Natalie Wood, sin embargo cuenta con varias escenas de guerra entre las que queremos destacar la toma del búnker por los soldados americanos, ascendiendo penosamente una colina y perdiendo a muchos hombres por el camino.

No es una película demasiado efectista, pues es evidente que tenía otras pretensiones que la alejaban de la versión más purista del cine bélico, pero aun así ha de tomarse en consideración.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s