Saber es Poder, el heredero de Buzz llega a PS4 con PlayLink

Hace ya muchos años que las consolas llevan ofreciéndonos toda una serie de suculentas alternativas llamadas a desterrar de nuestros hogares los juegos de mesa tradicionales. Las simpáticas entregas de Buzz fueron un buen ejemplo del acierto con el que muchas desarrolladoras lograron trasladar a nuestro salón algunos de los formatos televisivos de más éxito, concursos de preguntas y respuestas que no tardaron en convertirse en un pasatiempo habitual entre todos aquellos que se prestaban a organizar su propia fiesta en casa.

Con la llegada de PlayLink a PlayStation 4 era de esperar que Sony ampliase su catálogo con el sucesor espiritual de su popular saga, una vez más destinado a un público juvenil pero capaz de aprovechar las mecánicas introducidas por la que parece ser una de sus grandes apuestas de la temporada.

Para aquellos que todavía no lo sepan, este sistema nos permite utilizar nuestro propio Smartphone o tablet a modo de mando, dándonos la oportunidad de disfrutar de desafíos para múltiples jugadores de una manera muy práctica y personal, sin necesidad de pasarnos constantemente el Dualshock o de adquirir periféricos especiales como aquellos pulsadores que completaban la experiencia del ya mencionado Buzz.

En lo que se refiere al control, el juego se adapta a la perfección a las mecánicas propias de PlayLink, que sólo requiere instalarnos una sencilla aplicación y conectarnos a la consola a través de la red local WiFi. Gozar de una doble pantalla tiene múltiples ventajas para el jugador, como son una marcación táctil muy ágil de las respuestas y cierta privacidad a la hora de contestar.

En todo caso, y más allá de estas particularidades de su jugabilidad, Saber es Poder no pretende revolucionar el género. Su propuesta no es demasiado innovadora, aunque sí resulta tan vibrante y colorida como cabría esperar. Además, está dirigida a las nuevas generaciones, aquellas en permanente contacto con la cultura popular más actual tal y como evidencian un gran número de preguntas sobre películas estrenadas hace tan sólo unos meses, grupos de música contemporáneos o algunas de las series más seguidas del momento.

Dado que existen múltiples temáticas, esto no significa que no vayamos a encontrar cuestiones más genéricas, de geografía o historia, aunque por lo general no tienen una dificultad demasiado alta. Es más, pronto nos daremos cuenta de que a menudo el verdadero desafío se encuentra en contestar lo más rápido posible, ya que en caso de acertar la puntuación que sumaremos tendrá muy en cuenta el tiempo transcurrido. Ser de los primeros en pulsar en la opción correcta puede ser decisivo a la hora de establecer una ventaja respecto a nuestros competidores por muy bien que lo estén haciendo.

Para hacer un poco más divertida esta batalla de conocimientos, cada jugador dispondrá de diversos ataques que podrá lanzar contra sus rivales para ralentizarlos e incluso hacerles fallar. Uno de ellos consiste en arrojarles un pegote de una sustancia verdosa que ocultará las respuestas obligándoles a frotar la pantalla con el dedo para revelar lo que está escrito. Algo similar ocurre con el hielo, que congelará las distintas casillas y requerirá clicar encima repetidas veces para hacerlo añicos. Otros recursos a nuestra disposición serán las bombas, que habrá que evitar tocar, y unas criaturas peludas llamadas “mordisquitos” que se comerán algunas letras de las palabras haciéndolas más difíciles de leer.

Cabe decir que cuanta más gente participe en la partida –PlayLink permite un máximo de seis personas- más divertido será utilizar estos ataques, pues propiciarán múltiples piques entre los jugadores que podrán tomarla con el contrincante que prefieran o ponerse de acuerdo para bajarle los humos al que vaya en cabeza.

El concurso se divide en tres rondas de preguntas, cada una con una prueba final. Deberemos ir escogiendo entre distintas puertas cuyos letreros señalarán la temática de la siguiente pregunta. Aquella que reúna más votos será la elegida, y si se da un empate se pondrá en marcha “el decididor”, que seleccionará una de manera aleatoria.

Hay tres tipos de desafíos con los que cerrar cada ronda. El primero de ellos consiste en relacionar conceptos en pantalla uniendo los unos con los otros desde nuestro teléfono, por ejemplo lugares emblemáticos de España con la provincia en la que se encuentran. El segundo, bastante similar, nos insta a colocar diversas palabras en su categoría arrastrándolas a la izquierda o a la derecha de la pantalla, como pueden ser los nombres de los personajes de las películas de El Señor de los Anillos o de Juego de Tronos.

El tercero es la prueba definitiva, la pirámide del conocimiento. Empezaremos en un nivel superior o inferior dependiendo de los puntos que hayamos reunido, e iremos ascendiendo según vayamos acertando preguntas. El primero en llegar a la cima ganará el juego.

Las partidas son bastante rápidas, de una duración que oscila entre 20 minutos y algo más de media hora, dependiendo del número de participantes. Aprender a jugar es bastante sencillo gracias a la figura del presentador, que nos irá guiando paso a paso. Eso sí, es probable que cuando hayáis acumulado un buen número de horas en Saber es Poder, sus explicaciones os resulten un tanto cansinas.

Dani Mateo es el encargado de poner voz a este enérgico personaje, y aunque se nos ocurren otros buenos humoristas que podrían haber insuflado algo más de chispa al conductor del programa, no es una elección ni mucho menos inadecuada. Eso sí, ojalá hubiesen incluido un mayor número de líneas de diálogo ya que las frases acaban repitiéndose hasta la saciedad.

Por último, comentar que cada jugador podrá escoger el avatar que le representará de entre una selección de personajes de lo más estrafalarios, como una pistolera, un alienígena o un hombre-salchicha. Además, utilizando la cámara del teléfono, podremos hacernos un selfie en el que se insertarán algunos rasgos de estos individuos, como su bigote o su sombrero. Todo un guiño a los usuarios de Snapchat y otras muchas plataformas con funcionalidades similares que tanto gustan.

En conclusión, Saber es Poder no ha defraudado. No es un alarde de originalidad y podría incluir una mayor variedad de modos de juego, pero lo que hace lo hace muy bien. Es muy ameno, se sincroniza a la perfección con PlayLink y está muy bien adaptado al público español, de ahí que se presente como una opción muy atractiva y económica para aquellos que no se resistan a poner a prueba sus conocimientos -y sus reflejos- junto a sus amigos y familiares.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s