8 juegos que se inspiraron en películas

Son muchos los títulos que se han desarrollado con el único objetivo de adaptar con mayor o menor fidelidad la última superproducción en aterrizar en los cines de todo el mundo, así como algún que otro clásico imperecedero que siempre quisimos ver en forma de videojuego. El Señor de los Anillos: Las dos torres, Spider-man: The Movie o Reservoir dogs son algunos ejemplos de este modelo de negocio con el que las compañías llevan años haciendo caja pese a que la calidad de estos productos suele ser cuanto menos irregular.

Pero en esta ocasión no queremos fijarnos en ellos, sino en aquellos juegos que sin hacer uso de una licencia cinematográfica decidieron tomar prestados elementos icónicos o secuencias de diferentes producciones perfectamente reconocibles por el gran público y que no dudaron en reproducir para el deleite de los aficionados. Veamos algunos casos en los que los desarrolladores se dejaron inspirar por el cine.

 

Tomb Raider : The Last Revelation / La Momia

Con Lara Croft empeñada en desvelar los secretos más oscuros del Antiguo Egipto, era de esperar que su cuarta aventura –una de las mejores que ha protagonizado la arqueóloga- tuviese no pocas similitudes con la estética de la película de Stephen Sommers. Pero dejando a un lado las ruinas, los jeroglíficos y las criaturas de ultratumba, había un detalle que evidenciaba la influencia que el blockbuster de Universal tuvo en el desarrollo del juego, la presencia de los escarabajos carnívoros. Al igual que en la cinta, al activar ciertos mecanismos algunos escenarios quedaban a merced de una marea de estos insectos que eran capaces de recortar tu barra de vitalidad a una velocidad alarmante. De hecho, algunos de los puzles del título requerían no pisar el suelo y guardar las distancias de unas criaturas a las que no se podía matar por mucho que apretásemos el gatillo.

Medal of Honor: Allied Assault / Salvar al soldado Ryan

La que para muchos es la escena más sobrecogedora del cine bélico contemporáneo tuvo su réplica en el primer Medal of Honor, que se sirvió del filme de Steven Spielberg para plantear una de sus principales misiones. El comienzo del nivel se permitía recrearse en los minutos previos al sangriento desembarco, con los soldados agrupados dentro del vehículo anfibio mientras veían cómo algunos compañeros vomitaban de puro nerviosismo, para continuar una vez se abría la compuerta y empezaban a llover las balas sobre la arena de la playa. Con nuestros hombres cayendo como moscas a nuestro alrededor, debíamos buscar cobertura hasta llegar a la altura de los bunkers, momento en el que volábamos las últimas fortificaciones con explosivos y nos adentrábamos en las defensas alemanas para tomar el lugar. Cabe decir recientemente, con el lanzamiento de Call of Duty WWII hemos podido revivir esta hazaña con toda la espectacularidad que proporciona la tecnología actual.

Ver más: Películas y series de la Segunda Guerra Mundial que inspiraron Call of Duty WWII

Kane & Lynch / Collateral

Que Michael Mann es todo un maestro a la hora de rodar escenas de acción para sus thrillers volvió a quedar patente en Collateral, en especial en ese momento en el que los protagonistas entran en un concurrido club nocturno y que acaba en un tiroteo ejecutado de manera impecable. La puesta en escena, con toda esa gente bailando ajena a lo que ocurre y esas luces intermitentes que tanto dificultan la visión, también resulta inolvidable. Por eso IO Interactive, los creadores de la saga Hitman, quisieron incluirla en su juego Kane & Lynch en uno de los niveles más redondos del juego en el que la sensación de amenaza era constante y en la que apuntar al blanco se convertía en un verdadero desafío. Pese a que la primera incursión de estos desquiciados mercenarios en el mundo del videojuego no convenció a todo el mundo, todavía se la recuerda por este y otros tributos a la industria del cine.

Assassin’s Creed: Origins / 300: El origen de un imperio

El regreso de la saga de asesinos de Ubisoft ha dejado muy buen sabor de boca. No sólo por la excelente ambientación, sino también por el poderío técnico del que hace gala y la variedad de misiones y actividades que se pueden realizar en su extenso mapa. Una de ellas, disponible una vez alcanzamos ciertos puntos de la historia principal, nos pone a los mandos de una nave de guerra con la que librar diferentes batallas navales contra nuestros enemigos. Embestir a los barcos rivales hasta partirlos en dos, barrer sus cubiertas con nuestros arqueros o lanzar explosivos a sus puntos débiles recuerdan a algunas tácticas vistas en la secuela de 300, cuyo principal atractivo era que abandonaba el combate en tierra para llevar la guerra al mar. Una lástima que no se nos diese la posibilidad de abordar a nuestros oponentes, aunque por lo general eran fases que nos sacaban de la tónica habitual y resultaban refrescantes. Por cierto, el líder de los mercenarios a nuestro cargo era un envejecido Temístocles, el bravo guerrero griego a quien diera vida Sullivan Stapleton en la película.

Call of Duty: Modern Warfare 2 / La Roca

La Roca es una de las mejores aportaciones de Michael Bay al cine de acción. La película nos dejó no pocas escenas para el recuerdo, si bien la que vamos a comentar se origina durante la infiltración del equipo de los Navy SEAL en la antigua prisión de Alcatraz. El punto de acceso se encontraba en las duchas, donde los hombres del general Hummel les tendían una emboscada que concluía en un verdadero baño de sangre. En el juego de Activision, Soap MacTravish y sus camaradas debían tomar un gulag ruso que, si bien desde el exterior no parecía guardar parecido con el edificio que aparecía en el filme, una vez nos internábamos en el complejo debíamos luchar en un escenario que resultaba de lo más familiar. La sala de las duchas había sido diseñada a partir de lo visto en la gran pantalla allá por 1996. Un detalle que emocionó a los más cinéfilos para uno de los mejores niveles de este fantástico título.

Call of Duty / Enemigo a las puertas

Las referencias al cine en la saga Call of Duty no empezaron en su etapa dedicada a los conflictos modernos. El debut de la serie, ambientado en la Segunda Guerra Mundial, se dejó inspirar por el filme de Jean-Jaques Annaud, en especial por ese impactante inicio en el que los nuevos reclutas eran enviados a la ciudad de Stalingrado para defenderla de la ofensiva alemana. Dado que el objetivo de sus responsables era que reviviésemos los eventos de la película tomando el control de uno de estos soldados rusos, empezábamos el juego agachados en una barcaza junto a nuestros camaradas mientras la aviación y la artillería enemiga diezmaba poco a poco al indefenso contingente. Una vez en tierra, se nos comunicaba que mientras algunos combatientes portarían un fusil, el resto debería conformarse con algo de munición que utilizar en caso de que nuestro compañero muriese y pudiésemos tomar su arma. ¿Os suena? Este asalto a la desesperada no era la única referencia a Enemigo a las puertas, los duelos de francotiradores entre las ruinas de la urbe y los bombardeos eran constantes, lo cual convertía al juego en una experiencia sumamente cinematográfica e inmersiva.

Ver más: Los 5 niveles más espectaculares de los juegos de la Segunda Guerra Mundial

Assassins’s Creed III / El Patriota

Es cierto que simplemente por compartir periodo histórico se podrían sacar múltiples semejanzas entre el juego de Ubisoft y la película de Roland Emmerich. La Revolución estadounidense fue un marco muy interesante para dar forma a una de las entregas de la saga más infravaloradas de cuantas se han sucedido en los últimos años, con esos enfrentamientos entre las fuerzas coloniales y los casacas rojas que tantos quebraderos de cabeza dieron al joven Connor. Es en la forma de luchar del protagonista, que intercala con gran naturalidad las armas de fuego con su fiel tomahawk, donde encontramos una conexión muy clara con la cinta. Ya en el tráiler cinemático que sirvió como presentación del título pudimos comprobar cómo algunos de sus movimientos eran idénticos a los que ejecutaba Benjamin Martin, interpretado por Mel Gibson, durante las batallas. Al igual que él, nosotros también fuimos capaces de causar estragos entre las filas inglesas tanto en contiendas que tenían lugar a campo abierto como en pequeñas escaramuzas.

GTA Vice City / El precio del poder

Los chicos de Rockstar Games imaginaron su Vice City como el Miami de la década de los 80. De ahí que el protagonista de la historia, Tommy Vercetti, fuese un paródico reflejo del ambicioso Tony Montana, sumido en un mundo en el que los gangsters, la cocaína y las camisas coloridas estaban a la orden del día. Hay tantas cosas de este Grand Theft Auto que se inspiran en la película de Brian De Palma que necesitaríamos varias páginas para repasarlas, sin embargo vale la pena mencionar algunos easter eggs del juego como la aparición de cierta sierra eléctrica o uno de los escenarios más emblemáticos del juego, una lujosa mansión con un amplio vestíbulo cubierto de alfombras rojas que incitaba a sacar una enorme ametralladora y gritar a los cuatro vientos aquello de “saluda a mi amiguito”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s