Yo, Tonya. La patinadora que solo deseaba que la quisieran

Yo-Tonya-Cartel-Principal

Margot Robbie interpreta a la patinadora sobre hielo Tonya Harding en esta película que habla sobre su vida y que ha hecho que Allison Janney reciba su primer Oscar.

La gente quiere alguien a quien querer, pero también alguien a quien odiar” y ese es el papel que le ha tocado a Tonya Harding.

Yo, Tonya cuenta en clave de humor la dura vida de una chica de Portland que vivía por y para el patinaje artístico y que se lo arrebataron todo.

La historia de Tonya Harding podría dar para diez telefilms de media tarde: su padre la abandonó cuando era pequeña, su madre la odiaba, insultaba y pegaba. Salió de casa de su madre para meterse en una relación con Jeff Gillooly, un chico que al principio parecía encantador pero que escondía a un maltratador, alcohólico, celoso y controlador.

Yo-Tonya-Pelicula-Interna-01

El patinaje artístico sobre hielo era lo que podía haber salvado a Tonya Harding. Fue la primera patinadora americana en hacer un triple axel y durante un tiempo saboreó la gloria. Pero no era la típica patinadora, no encajaba en los canones, no era rica – era considerada white trash– , no tenía estilo, ni venía de una familia perfecta. No era alguien a quién se la pudiera querer.

Yo, Tonya cuenta cómo Tonya Harding se enfrentó a las dificultades, cómo siguió su pasión y luchó a pesar de su familia, su pareja, el público y la federación de patinaje. Cómo cuando perdió siguió adelante, sobreviendo.

La película se pone de parte de la patinadora, intenta asomar un poco de luz sobre la dificil vida de Tonya Harding, no justifica la agresión a la competidora Nancy Kerrigan, pero dice que Tonya no sabía lo que su ex marido y sus amigos iban a hacer.

Yo-Tonya-Pelicula-Interna-02

Margot Robbie y Allison Janney estan espectaculares en Yo, Tonya. La interpretación de la primera es brutal, especialmente en la escena del veredicto tras la investigación y juicio de la agresión a Nancy Kerrigan, cuando suspendieron a Tonya Harding de la federación de patinaje sobre hielo de Estados Unidos. Lo que ha hecho Allison Janney con este papel son palabras mayores. Realiza una actuación magistral como la odiosa y destable madre de Tonya. Las dos actrices dejan en la sombra a Sebastian Stan que hace un trabajo más que correcto como el ex marido de Tonya, Jeff Gillooly.

Yo, Tonya es una historia dura, triste y amarga. Es una historia real de perdedores. El modo cómo está contada permite al espectador alejarse un poco del drama, de modo que pueda apreciar la dura vida de esta mujer que es la personificación de la expresión “levantarse después de caer”. Tonya Harding no es una ganadora. Es una perdedora, pero sigue en pie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s