The Good Doctor. Un viaje de aprendizaje emocional

The-Good-Doctor-Poster-Principal

The Good Doctor ha sido uno de los grandes descubrimientos de esta temporada de series. Creada por David Shore, basada en una serie coreana y protagonizada por Freddie Highmore. Su primera temporada ha sido un viaje de aprendizaje.

La primera temporada de The Good Doctor nos ha servido para aprender a mirar a las personas con autismo de forma distinta a como lo hacíamos, viendo su humanidad y su forma de apreciar el mundo a través de las historias y situaciones en las que se involucraba el doctor Shaun Murphy.

Para empezar tuvimos que aceptar que una persona con autismo podía ser médico y operar, y además de forma brillante. Tuvimos que aprender a comunicarnos con él y comprender sus comportamientos; al igual que él tuvo que aprender a comunicarse con sus superiores y pacientes y comprender sus comportamientos.

The-Good-Doctor-Interna-2-T1

También vimos cómo se enamoró por primera vez y como la gente puede ver más allá de lo superficial para llegar al fondo más humano de una persona gracias a la relación de Leah con Shaun. Leah también le enseñó a vivir un poco, a no ser tan rígido y soltarse de vez en cuando.

El doctor Aaron Glassman tuvo que aprender a dejar a Shaun ser un adulto, a dejar que el joven médico se equivocara o no, pero sobre todo que puede ser independiente y puede tomar sus propias decisiones.

El doctor Neil Melendez aprendió que ser el cirujano más brillante no te da todo lo que quieres. A aceptar a sus discípulos, y a pesar de sus primeras objeciones a Shaun aprendió a tratarle como uno más de su equipo.

The-Good-Doctor-Interna-1-T1

La doctora Claire Browne aprendió que no todos los hombres y médicos son de fiar, que algunos abusan de su poder. También aprendió que es fuerte y no está sola y que a veces hay que levantar la voz, por mucho miedo que dé, y pedir justicia.

El doctor Jared Kalu aprendió que la violencia no lleva nada, aunque sea para defender a alguien que quieres. Qué el dinero compra cosas pero no da la felicidad, aunque se puede usar para ayudar a alguien a encontrarla.

Hemos aprendido mucho con la primera temporada de The Good Doctor. Ningún miembro del hospital es igual a como les vimos en su primera aparición. Todos han perdido y ganado, se han sentido solos y les han abrazado. Se puede considerar una serie muy emocional, a pesar de ser de casos médicos. Sin embargo, creo que es una serie que sabe equilibrar el lado racional y el lado sentimental lo suficiente para picar el interés y llegar al espectador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s