En busca de la calificación perfecta

En busca de la calificación perfecta

Capcom y el estudio coincidieron en que para que la película alcanzase a su público objetivo debían ceñirse a la calificación PG-13. Tras un primer visionado en el que obtuvieron una clasificación algo más restrictiva volvieron a la sala de montaje y eliminaron algunos planos en los que se mostraban narices ensangrentadas o labios reventados. Una vez realizaron estas modificaciones la MPAA les concedió la calificación G, propia del cine infantil, por lo que al director no se le ocurrió nada mejor que añadir una escena en la que Guile exclama “Estoy demasiado viejo para esta mierda” mientras avanza por un conducto de ventilación, una palabrota que por fin les granjeó el deseado PG-13.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s