La buena esposa. Tras un gran hombre…

Glenn Close y Jonathan Pryce en una escena de la película La buena esposa

La buena esposa, o The Wife su título original, nos cuenta el amor y sacrificios que realiza una mujer por su marido que acaba de ganar el premio Nobel de literatura. Glenn Close y Jonathan Pryce encabezan el cartel de esta película dirigida por Björn Runge.

La buena esposa comienza con una llamada a horas intempestivas en la que el jurado del premio Nobel le comunica a Joe Castleman que le conceden el premio Nobel de literatura. Joe Castleman y su mujer Joan saltan en la cama de felicidad, que queda interrumpida por los quehaceres y obligaciones de Joan, quien cuida a su marido.

Fiestas, protocolos, reuniones y fotos se suceden cuando la pareja acompañada por uno de sus hijos viaja a Estocolmo para la celebración de los premios. En el transcurso del viaje, un escritor que pretende ser el biógrafo del autor galardonado persigue a la pareja para escribir sobre ellos, su proceso, etc.

La buena esposa esconde un secreto a voces latente durante la hora y media que dura la pelicula. En la película se tratan tres relaciones. La relación del biógrafo con la pareja, buscando los detalles más íntimos y sucios de la pareja, desde un divorcio hasta los affaires de Joe, pasando, por supuesto, por los escritos del autor. El biógrafo, interpretado por Christian Slater, es inquisitivo en sus preguntas, le gusta un buen misterio y juega con la hipótesis de que el talento del escritor condecorado no sea tal.

Glenn Close y Jonathan Pryce, junto a Christian Slater en una escena de la película La buena esposa

La segunda relación de la que se habla en La buena esposa es la del hijo David, interpretado por Max Iron que podemos ver en la serie Condor de Calle 13, con su padre. El hijo, también escritor, busca el mentorazgo en su admirado padre, quiere que le considere un buen escritor, que le vea como es.

La tercera relación, y más importante, que trata La buena esposa es la del matrimonio Castleman interpretado por Glenn Close y Jonathan Pryce. Son un equipo, él no podría ser quién es sin ella, ella no podría tener la vida que quería sin él. Son un complemento perfecto, que discute, sufre y celebra unido.

Sin embargo la película trata sobre está mujer, Joan Castleman, una mujer abnegada en cuidar a su marido, en “hacerle rey”, que soporta los devaneos de Joe Castleman, estar a su sombra, ya que es tímida y no le gusta ser el centro de atención. Quién soporta estoicamente que la rebajen a viajes de compras y salones de belleza.

Glenn Close y Jonathan Pryce en una escena de la película La buena esposa

Joe adora a su mujer, se nota en el hecho de compartir el premio, ponerla como musa y principal soporte para su trabajo, en sus agradecimientos siempre a ella. Joan se sacrifica por su marido, no quiere ser el centro de atención y ha supeditado su carrera por la de su marido. Pero aún le queda un poso de amargura, por no haber podido cumplir su sueño como quería. Porque el reconocimiento que quiere, y que no quiere ver o decir en alto, no es el que tiene.

La buena esposa es una película interpretada de maravilla por Glenn Close y Jonathan Pryce. El director, Björn Runge, sabía perfectamente que quería a la actriz para interpretar a esta calmada y fuerte mujer desde el principio. Encontrar al actor adecuado para “medirse” con Glenn Close le costó un poco más, pero Jonathan Pryce es perfecto. Ambos actores se lucen en la película y verles en pantalla es una lección magistral de interpretación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s