Concierto de Snow Patrol en Madrid

Snow Patrol en su concierto de Madrid el 14 de febrero

Este 14 de febrero celebré San Valentín de la mejor manera: con un concierto de Snow Patrol.

La banda medio irlandesa medio escocesa formada por Gary Lightbody al frente, Johnny McDaid a los teclados, Paul Wilson al bajo, Nathan Connolly a la guitarra y Jonny Quinn a la batería llevaban sin sacar disco nuevo 7 años y sin venir a España a tocar en concierto otros tantos (no contamos su paso por festivales como el Mad Cool o el BBKLive).

El concierto que ofrecieron en Madrid fue una auténtica maravilla, la noche anterior habían tocado en Barcelona y solo las fotos y vídeos del evento ya vaticinaban el espectáculo que se iba a producir en La sala Riviera de Madrid.

Siempre lo diré y nunca me cansaré de repetirlo: para ser una de las pocas salas de Madrid que ofrece este tipo de conciertos tiene un sonido terrible, a pesar de eso la sala es fantástica. Una vez hecha mi queja centrémonos en lo que nos interesa, que es hablar de Snow Patrol y su tour de presentación de su último álbum, Wildness.

La banda estuvo precedida por J.C Stewart y Ryan Mcnullan dos jovencitos irlandeses que calentaron el ambiente de maravilla, dos grandes descubrimientos para tener en cuenta. Después de su actuación el equipo de técnicos se puso en marcha para preparar el concierto de Snow Patrol mientras en la sala sonaba música de todo tipo, la audiencia se iba congregando cerca del escenario, se pedían las últimas cervezas y se oía un barullo de conversaciones.

Ryan McNullan y JC Stewart teloneros de Snow Patrol

Entonces las luces se apagaron y los cinco miembros de Snow Patrol aparecieron entre vítores. No habían ni saludado cuando empezaron los primeros acordes de Take Back The City, empezaron fuerte y el público respondió dándolo todo, a ella le siguieron otros clásicos como Chocolate y Crack The Shutters, para dar paso a los temas del último álbum, Wildness, comenzando con Don’t Give In y Empress, tiempo de recargar fuerzas con Open Your Eyes para seguir con Heal Me.

Y entonces llegó uno de los momentos más emotivos de la noche: Gary Lightbody nos contaba que escribieron esta canción hace 18 años, cuando las cosas no les iban tan bien dando incluso conciertos para una sola persona. Esta canción les cambió la vida. Todo el público sabía de qué canción hablaban. Uno de los clásicos más tristes, bonitos y mejor escritos del pop: Run.

Precioso. Run comenzó la parte más tranquila del concierto con canciones más lentas pero igual de potentes que las más movidas. Entre ella Life on Earth, canción que les ha llevado escribirla y sacarla adelante 5 años, ellos mismo nos confesaban que era la canción de la que se sentían más orgullosos. A ella le siguieron temas como Shut Your Eyes o Make This Go On Forever.

Y llegó el momento de improvisación del concierto, ni el técnico de luces ni prácticamente la banda sabían qué iban a tocar después, según cómo sintiera el ambiente Gary Lightbody tocarían lo que les diera la gana y tocaron This Isn’t Everything You Are, todo un acierto que volvió loco a todo el público para después mostrarnos una nueva canción, I Still Love You, en la que el cantante de Snow Patrol imagina cómo se conocieron sus padres.

La canción dio paso a otro de los grandes momentos de la noche cuando Snow Patrol tocó tres de sus clásicos: Chasing Cars, The Lightning Strike y All I Have.

Así salieron del escenario para tomarse un breve descanso mientras el público pedía a coro “¡Otra, otra!

Aparecieron en el escenario a oscuras mientras en el fondo del escenario se podía leer escrita  con luces de neón rojo una pregunta: “What If This Is All The Love You Ever Get?” Nos dijeron que podíamos acompañarlos cantando la canción y así hicimos creando un momento realmente especial.

Todo los bueno acaba aunque no queríamos que se terminará, ¡ojalá el concierto hubiera durado una vida! Empezaron a sonar las primeras notas de Just Say Yes y el público enloqueció cantando  junto a Snow Patrol la canción.

Cuando salieron las entradas para este concierto las compré al segundo. Llevaba años queriendo ver a Snow Patrol en concierto y la espera mereció la pena. La banda estuvo genial, Gary Lightbody tan carismático como siempre…Solo de recordarlo se me erizan los pelos y se me pone la piel de gallina de la emoción. Cada canción tuvo un momento para recordar. Salté, berreé (no se puede decir que lo que haga se llame cantar) y me emocioné. El concierto fue brutal, divertidísimo ¡quiero que vuelvan y disfrutar de sus conciertos mil veces más! 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s