Suits prepara su recta final

Poster de la octava temporada de Suits

La segunda parte de la octava temporada de Suits comienza la recta final de la serie que terminará en la novena temporada.

Ya comentamos en el zoom a la primera tanda de episodios de la octava temporada cómo había caído la marcha de personajes fundamentales como Mike Ross y Rachel Zane. Así en la primera parte de esta temporada el bufete de abogados vivió una guerra civil por ver quién era el nuevo socio gerente y quiénes iban a ser los nuevos socios.

Una vez resuelto ese asunto, gracias a la inestimable ayuda de Donna Paulsen, toca ver qué tal va a funcionar el nuevo orden de Zane Specter Litt Wheeler Williams con Louis Litt como socio gerente.

Gabriel Macht y Sarah Rafferty son Harvey Specter y Donna Paulsen en Suits

En esto seis últimos episodios vemos cómo se entierran las hachas de guerra y se ofrecen las manos para la paz, cómo los abogados trabajan en equipo y se ayudan, al estilo Suits, ya sabes primero viendo quien la tiene más grande, comportándose como niños y luego descubriendo que se habían equivocado ambas partes porque se sentían mal y lo que quieren es ser amigos.

En este final de temporada también nos han introducido en el pasado y en el lado más personal de los personajes, lo cual agradecemos porque nos permite no solo conocerlos sino quererlos aún más.

Gabriel Macht y Sarah Rafferty son Harvey Specter y Donna Paulsen en Suits

Cómo siempre los dos últimos episodios han sido moviditos. Empezaba a masticarse el gran final y la tensión en el 8×14 con la reaparición de Scottie queriendo guerra, aunque en realidad fuera un grito de ayuda, y ese “te dejo Harvey a ti Donna, cuídalo bien.” y Donna diciendo “tengo nuevo novio, no sé de qué me hablas.

Y es que por primera vez Donna Paulsen pone por delante su vida personal y así misma antes que el bufete. Y por primera vez Donna no confía en que Harvey pueda solucionar un problema. Y a Harvey Specter, el solucionaproblemas, eso le duele. Pero no deja de proteger a Donna y hacer todo lo que pueda por ella. Y ¡por fin! se le cae la venda y abre los ojos. Es necesario que otra persona se sacrifique por él, que todos los que están a su alrededor le digan lo que ya sabe pero de lo que no se quiere enterar, y que otra persona pierda a alguien que quiere para darse cuenta de lo que significa Donna Paulsen para él.

Después de ocho temporadas – ¡Por fin! – sucede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s