Crónica del concierto de Backstreet Boys en Madrid: Nuestros chicos han vuelto

No quiero ni contar cuántas carpetas forré con la cara de los Backstreet boys (me daría cargo de conciencia ecologista), ni cuantos pósters colgué en la pared cuando era adolescente mientras mis padres me decían que “esos chicos”, como “ese Leo (DiCaprio, claro)”, iban a ser flor de un día y que cuando fuese adulta ni me acordaría de ellos. Ni yo ni nadie, vamos.  Se equivocaban, claro. 20 años después aquí estamos: Leo con un Oscar, los BSB y yo con menos pósters pero la misma alegría cada vez que asoman la cabeza por el callejón de la nostalgia.

Los tiempos han cambiado. Ellos lo saben (“En aquellos tiempos nos tiraban sujetadores al escenario, ahora nos quitamos la ropa nosotros”, bromeaban AJ y Kevin). Nosotros lo sabemos. Pero durante las dos horas que duró el concierto estuvimos más que dispuestos a olvidarlo. Así que sí, hubo luces, hubo coreografías, canciones nuevas y sus grandes éxitos… pero sobre todo se respiraba la sensación de que por dos horas podíamos ser jóvenes otra vez.

Brian, Kevin, Nick, AJ y Howie saben perfectamente a lo que juegan y actuaron en consecuencia. Comenzaron puntuales, a las 21:06. Las luces se apagaron, nosotras gritamos, el escenario se enciende, el público enloquece, comienzan a aparecer los títulos de sus discos porque, chicas, no olvidéis que hemos estado ahí cada paso del camino; así que el público gritamos un poco más, como si por pura fuerza vocal pudiéramos hacerles aparecer en el escenario.las luces de la sala se apagan, el escenario se enciende, y se desata la locura. Y, por fin, los cinco aparecen en formación al ritmo de ‘I wanna be with you’. Era inevitable, tu yo de quince años se ha desmayado de la emoción y ha caído a plomo al suelo.

Más de treinta temas cantaron y bailaron, casi tan inagotables como sus fans. Ya sin pelo a tazón, ni viseras, pero con bien de sombreros, levitas y lentejuelas (que para eso se cambiaron tres veces de ropa), enlazaron balada tras balada, falsete tras falsete con muchos “buenas noches Madrid”, “besos señoritas”. Destacaron  del repertorio – por supuesto con el total look en blanco propio de la era Millenium- el mítico “Everbody”, que provocó el sofoco y el éxtasis de los asistentes con solo dos acordes, y el nostálgico “I want it that way”, moviéndose por el pentágono central del escenario y encontrando tiempo para hacerse alguna que otra foto con el público. Que la madurez trae consigo la multitarea.

[Te puede interesar: Las canciones de los Backstreet Boys que querrás volver a escuchar por su 25 aniversario]

Para terminar, además del obligado single del nuevo disco, toda una declaración de intenciones. Porque sí, a estas alturas de la película, te gusten o no las boybands, lo cierto es que los Backstreet boys son ‘Larger than Life’.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s