Well intended Love: ¿romance o abuso?

 

Well intended love no solo es un desastre. Es tóxica. Todo se mueve dentro de los estándares normales de este tipo de producciones, que aunque a veces son droga dura de feministas suelen tener más bien poco, aunque normalmente se mantienen en ciertos límites: esta chica, Xia Lin,  descubre que tiene leucemia porque qué es una telenovela sin drama y resulta que solo hay una persona que sea un donante compatible. Como los dioses de los folletines aprietan, pero no ahogan resulta que dicho donante es un acaudalado empresario llamado Ling Yi Zhou, joven, misterioso y que busca esposa porque tiene una abuela con muchas ganas de ir de boda. Pone a nuestra protagonista como condición para donar su médula que se case con él. Lo cual, bien no está, en la vida real mercadear con la vida de la gente está mal, pero bueno, en ficción te dices que no es un obstáculo insalvable, que la ficción no tiene porque parecerse a la realidad y que, al final, te has criado toda tu vida adorando la Bella y la Bestia y, la Bestia no es que empiece con muy buen pie la relación.

 

Los nueve primeros capítulos la serie te engaña, es decir, si te gustan las historias con todas las tropas del mundo (se lo encuentra al salir de la ducha, se ven obligados a vivir juntos, el roce hace el cariño y todo lo demás). ël parece que tiene en cuenta sus sentimientos, y hasta tiene ganas de que la cosa salga lo mejor posible. Le vas cogiendo cariño, dices bien, si con la Bestia me salió bien, con éste puedo bajar la guardia. Error. En el episodio 9 te lanzan la bomba (SPOILER) resulta que nuestra aguerrida y a estas alturas enamorada Xia Lin nunca tuvo leucemia.  Ling Yi Zhou se enamoró de ella porque dos años antes le regaló una tarta que le dieron en promoción en una pastelería y en vez de pedir su teléfono y llamarla para, no sé, tomar un café como las personas normales; al muchacho se le ocurrió que era mucho mejor acosarla, espiarla, cometer fraude falsificando unos análisis médicos y hacer que ella creyera estar muriéndose y que él era su única oportunidad para vivir. La serie te lo presenta como un gesto romántico desesperado y Christian Grey puede que estuviera de acuerdo con esa afirmación, pero ni Xian Lin ni yo somos de la misma opinión. Así que ella intenta dejarle. Y él la encierra en casa. 

 

Pero vamos a ver, ¿en qué cabeza cabe que esto pueda considerarse una relación romántica y tierna? ¿De verdad, Netflix? La terminé, porque quería ver cómo salían del berenjenal en el que se habían metido. Pero ya os lo adelanto: no salen. Well intended love se queda en el berenjenal, se hace una casita y se dedica al mercado orgánico de berenjenas. Porque esto no hay quien lo salve. La cosa empeora por momentos y continúan vendiéndonos acción tóxica, tras acción tóxica como si fuera el sumun del romanticismo.  Al final acaban todos felices y comiendo perdices porque se supone que todo lo que hemos visto son grandes pruebas de amor porque la quiere tanto tantísimo que no sabe controlarse. Pues bien, Ling Yi Zhou, no la quieras tanto y quiérela mejor.

Un comentario

  1. Es un guión ridículo pero dejate de jorobar. Es para adolescente susprantes. Si eso es obsesión aun no has visto a alguien con toc. Jaja. Muy mala crítica. Es para reírse de lo tonta que es la novela. No para hacerle publicidad sadomasoquista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s