Análisis de Returnal, ¿cómo puedo saber si es el juego indicado para mí?

Seguro que a estas alturas habéis oído hablar de Returnal. En un año muy complicado y en el que las grandes superproducciones están condenadas a llegar a las tiendas a cuentagotas, el título para PlayStation 5 no sólo se percibe como una estupenda opción para explotar el todavía exiguo catálogo de exclusivos de la consola, también como una de las propuestas más potentes de lo que llevamos de 2021.

Pero, ¿qué sabes de verdad del juego? Los responsables de Returnal no han dudado en asumir riesgos, tomando prestadas características de algunas de las licencias más exitosas de la industria y aportando ideas propias para dar forma a una obra muy particular y que puede resultar difícil de definir. Si además no estás del todo familiarizado con el vocabulario que la prensa especializada suele utilizar para referirse a sus distintas facetas, es probable que te resulte difícil descubrir si es el juego indicado para ti.

A continuación, vamos a tratar de explicar de manera sencilla y clara qué hay detrás de esta oscura aventura de ciencia ficción a la que sólo los más valientes están invitados.

Una mezcla de géneros

En primer lugar hay que tener en cuenta que la obra de Housemarque fusiona elementos de diversos géneros para componer una fórmula variada y desafiante. Returnal es ante todo un roguelike, o lo que es lo mismo, un título que se nutre de las aventuras clásicas de mazmorras en los que los distintos niveles introducen cierta aleatoriedad. Esto significa que nunca sabremos a ciencia cierta la configuración de las estancias en las que iremos desenvolviéndonos, ni los ítems que esconden o los enemigos que encontraremos en ellas. Además, una vez muramos deberemos regresar al punto de partida para comenzar de nuevo, aunque como ahora veremos en el caso del juego que nos ocupa hay que atender a ciertos matices.

Por otro lado, las mecánicas principales están muy ligadas al metroidvania tridimensional, es decir, nos tocará revisitar escenarios en los que se nos dará la oportunidad de fortalecernos para emprender con garantías las misiones más difíciles. De hecho, según vayamos obteniendo nuevas habilidades se nos abrirán nuevas rutas a través de las cuales accederemos a nuevas áreas y nos haremos con preciados botines.

A esto hay que sumarle los atributos propios de los Bullet Hell, que como su propio nombre indica sumerge al jugador en escaramuzas brutales contra múltiples enemigos en las que no sólo deberemos concentrarnos en acabar con nuestros objetivos de la manera más rápida y eficaz, sino también en esquivar una cantidad abrumadora de proyectiles que tratarán de hacer blanco desde todas las direcciones.

Una pesadilla con algo que contarnos

Si bien nos encontramos ante un título que apuesta con firmeza por la acción más frenética, al igual que la mayoría de las grandes producciones de Sony enfocadas para ser disfrutadas por un solo jugador el estudio no ha querido descuidar la vertiente narrativa. Es evidente que no nos encontramos ante un The Last of Us, pero hay que reconocer que su premisa resulta lo suficientemente inquietante como para incitarnos a hallar todas las piezas del rompecabezas que nos plantea.

No queremos desvelar ninguna de las sorpresas que depara el viaje, de modo que nos limitaremos a decir que la aventura dará comienzo cuando Selene, una intrépida astronauta, se estrelle con su nave en el desolado planeta Átropos. Allí, acosada por alienígenas hostiles, se verá obligada a luchar por su vida mientras busca la manera de escapar del bucle temporal en el que se halla inmersa.

Lejos de desarrollar una historia al uso, Returnal juega con la intriga y el misterio. Los mensajes de voz que iremos encontrando y que en los primeros compases carecerán de sentido nos irán dando pistas de los motivos por los que la protagonista puso rumbo al lugar de mala muerte en el que nos encontramos, e incluso en momentos puntuales de la partida podremos escarbar en su pasado gracias a secuencias narrativas ambientadas en el interior de una casa con la que guarda un profundo vínculo. Instantes de gran carga alegórica y que nos harán devanarnos los sesos a fin de desentrañar un enigma de lo más enrevesado mientras nos tomamos un breve descanso en lo que a apretar el gatillo se refiere.

Vuelta a empezar

Tal y como dicta la premisa, el desarrollo de la aventura está marcado por una sucesión de ciclos. Cada vez que Selene sea abatida, independientemente de lo que haya avanzado en el trayecto hacia su objetivo, regresaremos a la zona del accidente para volver a intentarlo las veces que haga falta.

Returnal no es el único juego en apostar por esta fórmula, pero lo cierto es que es de los que mejor la justifican desde un punto de vista argumental. En todo caso no es tan rígida como parece, ya que aunque al morder el polvo se pierden todas las armas y los potenciadores recogidos, las habilidades desbloqueadas sí se mantienen. Además, los atajos que activemos al vencer a los jefes finales o al superar ciertos desafíos no se volverán a cerrar, por lo que podremos llegar a los puntos de interés y explorar las nuevas áreas sin tener que tomar la ruta más larga.

No hablamos de un walking simulator

A estas alturas del texto ya tendréis claro que la aventura no es precisamente un paseo por el parque. Returnal es exigente, y en esto no os vamos a mentir. Está concebido para ser disfrutado por jugadores habilidosos, ya que penaliza con severidad los fallos, y el hecho de volver al principio cada vez que nuestro personaje caiga puede llegar a ser frustrante para aquellos que no tengan demasiada paciencia.

Aun así, el juego está bien equilibrado y sabe recompensarnos si invertimos tiempo en él. El sistema de combate se ha cuidado mucho, y pese a que el enemigo no nos pondrá facilidades para salir con vida de las emboscadas nunca tendremos la sensación de que no hemos superado un obstáculo por culpa de unos controles que no están a la altura de la experiencia.

Los alienígenas son inteligentes y cuentan con patrones muy diversos, en especial aquellos que nos aguardan al final de cada nivel. Por esta razón no sólo habremos de depender de nuestros reflejos, sino también de nuestra capacidad de adaptarnos a cada situación y hacer buen uso de los recursos a nuestro alcance. Los momentos de acción son un verdadero no parar, pero a la vez demandan algo de táctica, ya sea eligiendo con cuidado el tipo de arma –sólo podremos cargar con una- o aplicándonos los llamados parásitos, que nos fortalecerán en unos aspectos y nos debilitarán en otros. Son, a nuestro juicio, uno de los rasgos más originales de la propuesta.

Hollando la nueva generación

Returnal es un título exclusivo de PlayStation 5 y eso se nota. Las reacciones ante los primeros juegos de una generación siempre son tibias, ya que en muchos casos son proyectos concebidos a caballo entre las plataformas actuales y las nuevas. Por suerte, la obra de Housemarque apunta maneras y nos deja certeras pinceladas de lo que nos espera en los próximos años.

Obviamente lo primero que llama la atención es su apartado gráfico, detallado y con modelados de gran calidad, en el que destacan especialmente los efectos asociados a las armas que acostumbran a expandirse por toda la pantalla. Además, se apoya en un diseño artístico que aunque no es precisamente variado sí consigue crear una ambientación inhóspita y tenebrosa que le otorga una gran personalidad al título.

El rendimiento es excelente, a 60 imágenes por segundo muy estables y eliminando por completo los tiempos de carga, imperceptibles por muchos portales que atravesemos. También hace un gran uso del audio 3D de la consola, facilitándonos detectar las amenazas y potenciando al máximo el sonido de cada dispositivo.

Por último y no menos importante, estamos ante el juego que –con permiso de Astro Bot– mejor hace uso de la tecnología háptica del DualSense. Y no sólo hablamos de las sensaciones que nos transmitirá durante la partida, como la lluvia golpeando contra el traje durante las tormentas o nuestro escudo haciéndose añicos, también de funciones vinculadas al recorrido de los gatillos adaptativos que supondrán la diferencia entre apuntar o activar el disparo secundario.

¿Motivos para continuar?

Alcanzar los créditos finales puede llevarnos unas 10 horas, aunque puede ser una cifra algo engañosa ya que todo depende de la destreza del jugador. De todos modos es posible seguir exprimiendo Returnal gracias a su postgame, lo que puede doblar la duración de nuestro viaje.

Otra cosa es que queramos, ya que los desarrolladores no han conseguido plantear retos lo suficientemente interesantes como para incitarnos a permanecer en Átropos más allá de obtener un final secreto. Lograrlo requiere cumplir con varios requisitos que demandan escudriñar los niveles que tan bien conocemos buscando una serie de piezas escondidas, siempre con la sensación de que el pescado ya está vendido y que no vamos a hacer nada que no hayamos hecho una y mil veces antes de eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s