Las verdaderas historias detrás de Figuras Ocultas

figuras-ocultas-hidden-figuresFiguras Ocultas se ha convertido por méritos propios en una de las películas imprescindibles de la temporada. Basada en la novela homónima de Margot Lee Shetterly, el largometraje nos cuenta la historia de tres matemáticas negras, a las que la Historia ha pasado por alto pero que fueron claves en la primera órbita tripulada que realizó la NASA. Mientras ayudaban a Estados Unidos a adelantarse en la carrera espacial rompieron varias barreras sociales y laborales tanto para las mujeres como para las personas de color. De las tres mujeres protagonistas Johnson es la única que continúa con vida y en una entrevista con Los Angeles Times ha dicho que la película está “bien hecha” y que “se ajusta bastante a la verdad”. Aún así, como somos conscientes de que el cine es cine y la realidad es otra cosa distinta, hemos recopilado aquí las vidas reales de las tres protagonistas de este peliculón.

Katherine G. Johnson

katherine-g-johnson

Nació en 1918 en White Sulphur Springs. Johnson, a la que interpreta Taraji P. Henson fue una niña superdotada y enseguida destacó en el campo de las matemáticas. Debido a la segregación , el lugar de nacimiento de Johnson no ofrecía clases de esta materia a partir de octavo curso a las personas de color. Como no querían malgastar su don – y con mucha razón- su familia la trasladó a otro instituto para que continuara su educación.

Katherine no tardó nada en avanzar varios cursos de golpe y terminó el instituto a la tierna edad de 14 años. Se matriculó en las carreras de matemáticas y Francés antes de aceptar un trabajo como “ordenador humano” en el Comité Consejero Nacional para la Aeronáutica o NACA, organización que con el tiempo acabaría convirtiéndose en la NASA (más concretamente lo haría en 1958).

Tanto talento no podía pasar desapercibido durante mucho tiempo. Por eso en 1961 fue transferida al Space Task Group, compuesto en su totalidad por hombres blancos, para ayudar a calcular la trayectoria del vuelo de Alan Shepard, el primer estadounidense en el espacio. Después, calculó la órbita de John Glenn alrededor de la Tierra además de contribuir con su actividad en las misiones a la luna del Apolo 11 y el Apolo 13. Continuó haciendo importantes aportaciones a la comunidad científica hasta que se retiró de la NASA en 1979. En 2015, Obama le otorgó la medalla presidencial.

Actualmente tiene 98 años.

Dorothy Vaughan

dorothy-vaughan

Como su homónima literaria Dorothy, era de Kansas. En 1910 Vaughan, interpretada por Olivia Spencer, se graduó en la Willberforce University por matemáticas con tan sólo 19 años (sí, leyendo este artículo mejor no penséis que habéis hecho con vuestras vidas, yo estoy procurando no hacerlo). Trabajó como profesora durante una década antes de comenzar su carrera en la NASA. Hay que señalar que por aquel entonces Vaughan no era sólo una matemática experta, además era una programadora autodidacta de mucho talento, algo que era revolucionario de por si.

Mientras trabajó en el programa espacial calculó numerosos itinerarios de vuelo, contribuyó al programa de lanzamiento de satélites SCOUT y enseñó a sus compañeros un complejo lenguaje de programación científica desarrollado por IBM en los 50 llamado FORTRAN.

En 1949, Vaughan se convirtió en la directora del West Area Computers, un grupo de hábiles matemáticas de NACA, a las que a veces se referían como “ordenadores que llevaban falda”. Tanto Katherine Johnson como Mary Jackson eran miembros. Después de dos décadas trabajando, Vaughan se retiró con 60 años.

En 2008 moría a la edad de 98 años.

Mary Jackson

mary-jackson

Nacida en 1921, Mary Jackson (interpretada por Janelle Monáe) se crió en Hampton, donde consiguió varias titulaciones en matemáticas y Física. Después de graduarse, Mary tuvo varios trabajos que fueron desde profesora hasta contabilidad. Al final fue reclutada por la NACA y trabajó en la sección supervisada por Dorothy Vaughan. Dos años después, comenzó a trabajar para el ingeniero Kazimierz Czarnecki, quien la animó a seguir estudiando para convertirse también en ingeniera.

Desgraciadamente esto requería un tipo de titulación que ella no podía conseguir debido a que el sistema escolar estaba segregado. Hizo una petición a la ciudad de Hampton para atender a los cursos universitarios necesarios que se impartían en el turno de noche y sólo para blancos. Su petición fue concedida y Jackson se convirtió en la primera ingeniera negra de la NASA en 1958. Experimentó con los túneles de viento, especialmente con el famoso Túnel de Presión Supersónica. Además, realizó varios experimentos de vuelos que se utilizaron para comprender mejor la teoría aerodinámica.

Aunque al final llegó a ser la ingeniera más veterana del departamento tras 34 años de experiencia, mostró especial interés en convertirse en una especialista en igualdad, ayudando a crear oportunidades para las mujeres y las minorías en su campo. Se retiró de la NASA en 1985 y falleció con 83 años en 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s