Un tuit racista de Roseanne provoca la cancelación de la serie

Todo pintaba de maravilla. La popular comedia de ABC retornaba a la televisión siguiendo la estela de otros revivals y convenciendo una vez más a los espectadores gracias al carisma de sus intérpretes y a ese humor ácido que caracterizaba los guiones. El primer episodio de la décima temporada, emitido a finales del pasado mes de marzo para la audiencia estadounidense, superó nada menos que los 18 millones de espectadores convirtiéndose instantáneamente en la comedia de mayor éxito de los martes.

Sus responsables no tardaron mucho en anunciar que la familia Conner, cuyas vivencias fueron seguidas en medio mundo entre 1988 y 1997, gozarían de una temporada más una vez finalizara la actual. Sin embargo, los planes de la cadena se han truncado por culpa de un desafortunado tuit de su principal protagonista, la actriz Roseanne Barr, cuyos tintes racistas han provocado la cancelación inmediata del show.

Barr, que nunca ha ocultado su apoyo incondicional a la campaña de Donald Trump, hizo uso de su perfil en Twitter para calificar a Valerie Jarrett -consejera del ex presidente Barack Obama nacida en Irán- como el producto de la unión entre “Los Hermanos Musulmanes y El Planeta de los Simios. Ni que decir tiene que dicho comentario generó tal revuelo en las redes que de nada sirvió que fuera borrado a las pocas horas.

La actriz Sara Gilbert, a la que también hemos podido ver en The Big Bang Theory, fue uno de los miembros del reparto de la serie que no dudó en pronunciarse sobre la polémica condenando la “broma” de su compañera. “Los recientes comentarios de Roseanne sobre Valerie Jarrett son aborrecibles y no representan las creencias del elenco y el equipo vinculado a nuestro show. Estoy cuanto menos decepcionada con sus actos”, afirmaba a través de Twitter.

Channing Dungey, presidente de ABC Entertainment, anunció ese mismo día a través de un comunicado la decisión de dar carpetazo a la serie en pos de tan lamentables declaraciones, que definió como “aborrecibles, repugnantes e inconsistentes”. Poco antes de hacerse público la productora Wanda Sykes tomó la decisión de abandonar el programa.

Dado que ABC Television y ABC News son propiedad de Disney, el CEO de la compañía del ratón Mickey ratificó el comunicado de Dungey añadiendo que “sólo se podía hacer una cosa, y era lo correcto”.

Ante semejante panorama de nada ha servido la disculpa de Roseanne Barr, que deberá asumir que la serie que ella misma creó finalmente no contará con esa temporada 11 tan deseada por los fans. Según sus propias palabras: “Pido perdón a Valerie Jarrett y a todos los americanos. Estoy verdaderamente arrepentida por hacer esta broma de mal gusto sobre sus políticas y su aspecto. Debería habérmelo pensado mejor. Disculpad mi broma y mi mal gusto”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s