Las 25 mejores curiosidades de la película Street Fighter: La última batalla

Dicen que el tiempo todo lo cura, un refrán que también podemos extrapolar a la industria del cine. Fue en 1994 cuando se estrenó en todo el mundo Street Fighter: La última batalla, la adaptación para la pantalla grande de uno de los videojuegos de lucha con más seguidores de todo el mundo. Pese a que en ese momento la cinta fue duramente vilipendiada por la crítica, con el paso de los años los aficionados del blockbuster palomitero no han dudado en reivindicarla una y otra vez como cinta de culto, un placer culpable que todavía hoy sigue haciendo disfrutar a toda una generación en la que logró dejar su poso y que la sigue recordando con especial cariño.

En una época en la que las películas de artes marciales estaban en plena efervescencia gracias a estrellas como Jean-Claude Van Damme o Steven Seagal, Street Fighter: La última batalla se alzó como un producto que oscilaba entre el burdo espectáculo y el divertimento más inocente y desinhibido. Un filme, en definitiva, tan imperfecto como disfrutable y cuyo rodaje nos dejó no pocas curiosidades y anécdotas que a continuación os iremos contando en nuestra galería. Los problemas de su protagonista con las drogas, un romance de lo más sonado, un sinfín de licencias creativas… ¡No os lo perdáis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s